¿Es posible una mayor productividad agrícola con menos agua?

137
0
  • De izquierda a derecha, Manuel García Roig, Juan Carlos Martín y José Ángel Domínguez.
    De izquierda a derecha, Manuel García Roig, Juan Carlos Martín y José Ángel Domínguez.
  • El Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico del Agua (CIDTA) de la Universidad de Salamanca celebra el Día Mundial del Agua con una serie de actividades de divulgación que abogan por un uso sostenible

Sobre la Entidad

DiCYT
Agencia de Noticias para la divulgación de la Ciencia y Tecnología del Instituto ECYT de la Universidad de Salamanca.
137

El Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico del Agua (CIDTA) de la Universidad de Salamanca celebra a lo largo de esta semana una serie de actividades de divulgación para conmemorar el Día Mundial del Agua, que se celebra cada año el 22 de marzo. Esta edición se dedica al desarrollo sostenible y en ese marco los expertos quieren llamar la atención sobre la relación del agua con la salud, el medio ambiente, la alimentación, la energía, la industria, la urbanización o la igualdad.

“El 70% del agua dulce que se consume se emplea en el riego agrícola”, comentó Manuel García Roig, director del CIDTA, en la presentación de las actividades. Ante el aumento de la población en el mundo, conseguir un uso sostenible del agua pasa por “aumentar la productividad de los cultivos con respecto a la cantidad de agua que se emplea en ellos”, señaló en declaraciones recogidas por DiCYT.

El cambio de dieta en países emergentes muy poblados, que cada vez consumen más carne, supone un gran reto, ya que para producir un kilo de carne de vacuno son necesarios 15.000 litros de agua, según explicó el experto.

El 70% del agua dulce que se consume se emplea en el riego agrícola

Además, el agua está directamente vinculada con la salud, puesto que 750 millones de personas en todo el mundo no tienen acceso al agua potable, y también con la igualdad, puesto que en muchos países las mujeres y niñas emplean una gran parte de su tiempo en llevar agua a su hogar. A todo ello hay que añadir la importancia de este elemento para la industria o la energía, de manera que se convierte en un elemento central al hablar de desarrollo sostenible.

Para concienciar sobre todas estas cuestiones, un año más el CIDTA ha programado un programa de exposiciones y talleres que tendrán lugar en el Centro Sociocultural de la plaza Trujillo de la Obra Social de Caja España-Duero. A lo largo de tres días, desde hoy y hasta el próximo miércoles, 25 de marzo, unos 900 escolares de distintos niveles educativos aprenderán sobre el mundo del agua a través de distintos experimentos, unas actividades que también están abiertas al público general.

El director del CIDTA recordó también que este centro realiza diversas investigaciones, entre las que destaca el proyecto europeo ‘BIOMETAL DEMOnstration plant for the biological rehabilitation of metal bearing-wastewaters’, que intenta aplicar nuevas biotecnologías para el tratamiento de aguas residuales contaminadas con metales, en colaboración con otros científicos españoles y de Francia y Portugal. Asimismo, dentro de un proyecto de la Diputación de Salamanca, el CIDTA está realizando un mapa de calidad de aguas superficiales de la provincia.

Por su parte, el vicerrector de Promoción y Coordinación de la Universidad de Salamanca, José Ángel Domínguez Pérez, destacó la importancia de concienciar a las nuevas generaciones sobre esta materia, ya que “serán responsables de que el futuro el agua siga siendo un recurso disponible”. A la presentación asistió también el jefe del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Salamanca, Juan Carlos Martín Muñoz, que hizo hincapié en la necesidad de una buena educación ambiental para el “uso racional y sostenible” de este recurso.

Las actividades se realizan en colaboración con la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes del Ayuntamiento de Salamanca, la Obra Social de Caja España-Duero, la Fundación Patrimonio Natural de la Junta de Castilla y León, Cruz Roja, INICE, AQUALIA, Fundación Tormes-EB y los Centros de Interpretación del Bajo Tormes y de las lagunas del Oso.

Comentarios