Los municipios más pequeños de Granada implantan el telecontrol en el ciclo integral del agua

149
0
  • El nuevo sistema cuenta en una primera fase con un presupuesto previsto de alrededor de 1,5 millones de euros con financiación FEDER

Sobre la Entidad

El presidente de la Diputación Provincial, Sebastián Pérez, y el vicepresidente segundo y diputado delegado de Medio Ambiente, José Robles, han presentado el sistema de telecontrol del ciclo del agua de uso urbano que ha previsto inversiones de alrededor de 1,5 millones de euros, financiadas con fondos FEDER y recursos propios, en una primera fase para su puesta en marcha en 17 municipios dentro del montante total de más de 8,2 millones de euros con el que se seguirá implementando.

El telecontrol de la Diputación permite revisar desde un ordenador o móvil inteligente el estado de las instalaciones municipales. Habrá mayor eficiencia técnica y económica pudiendo saber al minuto el estado de las instalaciones así como que estén vigiladas sin necesidad de personal de seguridad las 24 horas.

Como ha reseñado el presidente de la Diputación, Sebastián Pérez, se pone en marcha un instrumento que permite “controlar todo el proceso del ciclo integral del agua en alta y en baja”, incluyendo depuración y tratamiento, gracias a la “facilidad que hoy nos aportan las nuevas tecnologías” para una mejor gestión de este servicio público. Además, habrá un registro histórico del funcionamiento de las distintas instalaciones.

El telecontrol de la Diputación permite revisar desde un ordenador o móvil inteligente el estado de las instalaciones municipales

El sistema de telegestión permite anticiparse a averías y minimizar el tiempo de respuesta, además de optimizar el funcionamiento desde el punto de vista energético, entre otras mejoras, dentro de una “apuesta clara y decidida por poner en marcha este proyecto” por parte de la Diputación, según ha recalcado Sebastián Pérez que se ha mostrado convencido de que el número de municipios que se irán adhiriendo al nuevo sistema aumentará hasta final de año.

La Institución Provincial contribuye de este modo al suministro y tratamiento de agua potable con un instrumento que se gestionará a través de la empresa pública Granada Desarrollo Innova. Va especialmente dirigido al sector III que reúne a aproximadamente un 30 por ciento de la población de la provincia distribuida en 110 municipios siendo uno de los tres sectores en los que se dividen las áreas de gestión del servicio provincial del ciclo integral del agua de uso urbano además de la Vega de Granada y la Costa Tropical.

La mayoría de los municipios de este sector III poseen economías escasas y de medios técnicos muy limitados, lo que justifica la precariedad con la que se lleva a cabo la prestación de los servicios de abastecimiento y saneamiento en las poblaciones.

La Diputación es la única administración de la provincia que invierte en esta materia con ayuntamientos y Gobierno. En este sentido, Sebastián Pérez ha subrayado “que me hubiera encantado que otras administraciones hubieran ayudado y estuvieran arrimando el hombro porque en este momento el déficit en inversión hidráulica es escandaloso” en referencia a que “tendríamos que haber invertido en la última década más de 300 millones de euros que no se han invertido”.

En la misma línea, el vicepresidente y diputado de Medio Ambiente, José Robles, ha resaltado que desde la Diputación “ponemos un servicio fundamental como es el del agua potable y, por supuesto, el de depuración de aguas a disposición de ese treinta por ciento de la población que no lo tenía” pese a que “se le está cobrando un canon por parte de la Junta de Andalucía, desde el año 2010 con el que lleva mucho dinero recaudado” pese a que “no terminamos de ver las inversiones”.

Ello supondrá graves problemas a la provincia ante el próximo fin de la moratoria de la Unión Europea para que se efectúen las inversiones correspondientes en política de aguas.

En la provincia de Granada, “se hacía necesaria la adopción de un modelo de gestión supramunicipal” que “garantice a los ciudadanos, como receptores de los servicios, la mejor calidad en los mismos y el más justo precio”, ha explicado el vicepresidente segundo que ha recordado los numerosos encuentros comarcales para presentar los resultados de los estudios que se han desarrollado a este respecto en los últimos años y que desembocaron en la aprobación en el pleno de la Corporación del servicio provincial del ciclo integral del agua de uso urbano.

La progresiva implantación del telecontrol como complemento a este modelo de gestión es especialmente útil en el caso de tener numerosas instalaciones muy dispersas en el territorio como es el caso de Granada. Se consigue automatizar el funcionamiento de captaciones, depósitos, grupos de bombeo, estaciones de tratamiento de agua potable, y elementos de dosificación de cloro, entre otras. Además de la vigilancia, también se obtienen beneficios en cuanto a que habrá menos pérdidas de agua, y se optimizan los gastos de explotación.

La Institución Provincial contribuye al suministro y tratamiento de agua potable con un instrumento que se gestionará a través de la empresa pública Granada Desarrollo Innova

En esta primera fase se ha instalado el centro de control en las instalaciones de la Diputación que han podido ser visitadas tras la presentación informativa. Es el “esqueleto” de este sistema. Recibirá las señales que emitirán los sensores instalados en las infraestructuras municipales, tales como contadores de agua, sensores de nivel, analizadores de cloro, y estado de funcionamiento de equipos electromecánicos, entre otros.

Con esta información se tendrá un conocimiento en tiempo de real de cómo están las instalaciones y se obtendrá el histórico de datos que permitirán hacer una planificación estratégica del servicio. Así, conociendo las curvas de consumo real de una población se podrá ajustar el funcionamiento de bombeos y dosificaciones de reactivos de una manera más optimizada, además de asegurar la disponibilidad permanente de agua.

Del presupuesto con el que cuenta la primera fase, 421.523 euros se han destinado a la implantación del centro de gestión de telecontrol mientras que 1.024.869 de euros se han presupuestado para la mejora de las instalaciones municipales de Dúrcal, Beas de Granada, Albuñuelas, Vélez de Benaudalla, Alhama de Granada, Santa Cruz del Comercio, Órgiva, Campotéjar, Lugros, Polícar, Marchal, Huétor Santillán, El Valle, Carataunas, Soportújar, La Peza y Benalúa de las Villas.

Lo habitual es que un telecontrol esté diseñado para un solo ente de gestión, pero el que hoy pone en marcha la Diputación de Granda se ha proyectado para que sirva de herramienta independientemente de los distintos modelos de gestión que se pueden dar en la provincia: municipal, supramunicipal, con gestión directa o indirecta.

Al proyectar el telecontrol con este objetivo en el año 2012, la Diputación de Granada se adelantó a la competencia que la Ley 57/2013 de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local adjudica a las diputaciones para coordinar la prestación de los servicios de abastecimiento de agua potable y tratamiento de aguas residuales en los municipios con menos de 20.000 habitantes.

Comentarios