73.000 euros de inversión evitarán las inundaciones en el camino entre Larva y Collejares, en Jaén

22
0
  • Colocación de la primera piedra.
  • Francisco Reyes asiste al inicio de los trabajos de la construcción de un vado inundable y una pasarela peatonal que dan respuesta a una “reivindicación histórica” de los vecinos.

La colocación de la primera piedra de los trabajos para construir un nuevo vado inundable en la carretera que une los núcleos de población entre Larva y Collejares ha permitido iniciar una inversión de 730.000 euros en una obra que supone dar respuesta a una “reivindicación histórica” de los vecinos de la comarca, tal y como la ha calificado el presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes.

El presidente de la Administración provincial ha explicado que “es una inversión importante para esta comarca, porque es una obra que va a permitir mejorar las comunicaciones entre Huelma, Huesa, Larva, y esta parte de la provincia de Jaén, así como conectar dos parques naturales: el de Cazorla, Segura y las Villas y el de Sierra Mágina”. “Fundamentalmente va a permitir mejorar las comunicaciones, pero también algo que para la Diputación es clave: la seguridad de los que viven aquí y de los que vienen por distintos motivos laborales o turísticos a una zona importante de la provincia”, ha añadido Reyes.

La actuación consiste en la construcción de un vado inundable en el paso sobre el Guadiana Menor y permitirá mejorar la comunicación entre los núcleos de población existentes en la zona, desde pequeñas poblaciones como Collejares o El Cortijuelo, hasta núcleos algo más grandes como Larva, Huesa o Quesada. De esta manera, se eliminará el paso actual, formado por una batería de tubos que están a muy poca altura y con un diámetro muy escaso de 1,60 metros, lo que provoca cortes continuos del vado en época de lluvias. Obras que “llevará a cabo una empresa de Jaén, dando respuesta a la demanda de los empresarios para que sean empresas de nuestra tierra las que ejecuten este tipo de obras”, según ha señalado el presidente de la Administración provincial.

El proyecto, que cuenta con un plazo de ejecución de ocho meses, supondrá la sustitución de este vado inundable por otro con capacidad suficiente para evacuar el agua en caso de fuertes lluvias. De esta forma, se soluciona una problemática que en ocasiones padecen los vecinos de la zona, que con motivo del corte del tráfico por el desbordamiento del río, tienen que realizar un recorrido alternativo para acceder a otras localidades cercanas que puede alcanzar los 40 kilómetros de trayecto.

La actuación pretende conseguir, además, que las condiciones de seguridad del paso de vehículos y de personas se vea incrementada: el proyecto también incluye la construcción de un paso peatonal complementario al de los vehículos, con el que se sustituirá otro existente.

Comentarios