Aqualia
Connecting Waterpeople
FENACORE
Asociación de Ciencias Ambientales
Saleplas
biv Innova
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Schneider Electric
Prefabricados Delta
Grupo Mejoras
Aganova
Elmasa Tecnología del Agua
Aqualia
Minsait
Grundfos
Filtralite
CAF
Hach
ESAMUR
Insituform
Molecor
Rädlinger primus line GmbH
Fundación Biodiversidad
Agencia Vasca del Agua
s::can Iberia Sistemas de Medición
VisualNAcert
Barmatec
ISMedioambiente
ICEX España Exportación e Inversiones
Saint Gobain PAM
EPG Salinas
Regaber
Idrica
SCRATS
Ulbios
J. Huesa Water Technology
Aigües Segarra Garrigues
HANNA instruments
Fundación We Are Water
Elliot Cloud
Lama Sistemas de Filtrado
Kamstrup
AZUD
ACCIONA
Consorcio de Aguas de Asturias
Control Techniques
Red Control
Gestagua
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
BELGICAST by TALIS
UNOPS
ITC Dosing Pumps
Xylem Water Solutions España
Cajamar Innova
ABB
Hidroconta
Fundación CONAMA
DuPont Water Solutions
IAPsolutions
FLOVAC
Almar Water Solutions
Ingeteam
Sacyr Agua
TecnoConverting
Likitech
Global Omnium
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Confederación Hidrográfica del Segura
Fundación Botín
EMALSA
Baseform
Vector Motor Control
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Cibernos
TEDAGUA
GS Inima Environment
IIAMA
Catalan Water Partnership
Redexia network
Bentley Systems
AECID
LACROIX
Blue Gold
Miya Water
ADECAGUA
UPM Water
NaanDanJain Ibérica
BACCARA
Isle Utilities
DAM-Aguas

El traslado de los residuos de lindano de Bailín es el origen de la contaminación del Gállego, según Ecologistas

Sobre la Entidad

Ecologistas en Acción
Ecologistas en Acción es una confederación de más de 300 grupos ecologistas de todo el Estado español. Forma parte del llamado ecologismo social.
Molecor
  • Río Gállego (Wikipedia).
    Río Gállego (Wikipedia).

Algunas de las causas son debidas a graves deficiencias técnicas del proyecto que fueron señaladas por Ecologistas en Acción en las alegaciones presentadas en octubre de 2008, en las que se advertía de que era necesario un redimensionamiento de la balsa de tormentas y observar un sistema de depuración independiente, ya que si se producían tormentas frecuentes, se llegaría a una "situación de riesgo de desbordamiento y contaminación descontrolada". Esta situación comenzó a producirse a finales de junio y principios de julio, durante el traslado de los residuos; las frecuentes tormentas produjeron caudales que el sistema no podía almacenar ni procesar y comenzaron los sucesos de desbordamiento y contaminación que indefectiblemente acabaron afectando al río Gállego.

Ante esta grave y descontrolada situación, en vez de parar cautelarmente los trabajos, se optó por la ocultación y se comenzó a acelerar el proceso de traslado de los residuos pasando por peligrosos incumplimientos de lo establecido en el Proyecto, la Autorización Ambiental Integrada y el Plan de Seguridad y Salud. En el Departamento de Medio Ambiente se tomó la nefasta decisión de que en septiembre el traslado deberían estar finalizado por lo que se ha vulnerado sistemáticamente lo establecido en el proyecto para las secuencias de excavación y conducción de las aguas contaminadas, ya que no había capacidad de depuración provocando inundaciones y escorrentías incontroladas en diferentes zonas de las obras que han contaminado extensas zonas de la ladera derecha del barranco de Bailín, que vierte sus aguas al Gállego. Cada episodio de lluvias produce un lavado del terreno que lleva los contaminantes al río.

El pasado 8 de octubre Ecologistas en Acción formuló una denuncia ante el SEPRONA, al comprobar que se habían realizado unas actuaciones que incitan a la extrañeza porque no tienen una motivación lógica ni se pueden considerar necesarias para los trabajos del traslado de los residuos. Consisten en trabajos de excavación superficial en extensas zonas próximas al vallado, en una de ellas se ha procedido a la evacuación de tierras hacia el barranco de Bailín y al arrastre de las que se encontraban en el interior del recinto a través de una puerta a lo largo del camino restituido que discurre por el exterior del vallado.

Publicidad

Al observar tan extrañas e inexplicables actuaciones, la ONG ha sospechado que estos trabajos podrían estar destinados a ocultar los reiterados episodios de contaminación y ha procedido a tomar alguna muestra de la tierra, que desprendía un penetrante olor que identifican a los residuos de lindano. Todo conduce a tener fundadas sospechas de que se ha tratado de ocultar y destruir pruebas que demuestren que la contaminación del río Gállego se debe a actuaciones improcedentes y a negligencias en los traslados de los residuos.

Las declaraciones vertidas públicamente por el Consejero Lobón y la Directora General de Calidad Ambiental negando taxativamente que el origen de la contaminación del río Gállego tuviera relación con el traslado de los residuos en el vertedero de Bailín, cuando se supone que como máximos responsables deben tener pleno conocimiento de los hechos y la negación de los mismos refuerza la intencionalidad en la ocultación y destrucción premeditada de las pruebas. Seguimos sin saber quien se va a hacer responsable de los desatinos y asumir los costes económicos.

Te puede interesar

Redacción iAgua

La redacción recomienda

31/01/2018 · 93

Inclusión de las lagunas de Bonanza en el Inventario de Humedales de Andalucía