Compromiso institucional para agilizar las obras del interceptor de aguas pluviales de la zona norte de Murcia

20
0
20

El alcalde de Murcia, Miguel Ángel Cámara, y el presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), Miguel Ángel Ródenas, se han comprometido este miércoles a agilizar la ejecución del interceptor de aguas pluviales de la zona norte, para mitigar las consecuencias producidas por las lluvias torrenciales.

El Plan Especial de Infraestructuras Hidráulicas de la Zona Norte de Murcia, impulsado por el Ayuntamiento y la CHS, tiene como objetivo solucionar los problemas ocasionados cuando se producen fuertes lluvias en las pedanías del norte de Murcia, en especial, en Espinardo, El Puntal, Churra y Cabezo de Torres.

Para evitar estas situaciones se diseñó un sistema de interceptor de pluviales, una estructura hidráulica subterránea cuyo objetivo es recoger el agua de las ramblas antes de que llegue a la ciudad y canalizarla de forma controlada hasta verterla al río Segura, a lo largo de casi siete kilómetros de conducciones, desde la rambla del Carmen hasta el río Segura.

Aprovechando el desarrollo de las áreas comerciales de la zona norte, se construyó un tramo del interceptor de pluviales al este de la avenida, con una longitud de 450 metros.

En los últimos años se han ejecutado tres tramos del Plan Especial de Infraestructuras Hidráulicas de la Zona Norte, el correspondiente al área de actividad económica y comercial, y dos tramos bajo la Costera Norte, entre Juan Carlos I y Juan de Borbón, financiados por el Ayuntamiento con un coste de 8 millones de euros.

Cámara y Ródenas han aprovechado la reunión para analizar igualmente el estado de las obras de dragado que está llevando a cabo la Confederación en el cauce urbano del Segura, con objeto de mejorar la capacidad hidráulica del cauce del río a su paso por la ciudad.

Comentarios