Crop-Scan, el sistema aéreo que detecta parámetros de estrés en los cultivos

170
0
170
  • La empresa ha analizado este año 2.300 hectáreas de terreno, principalmente de plantaciones de frutales, olivos y vid.

La compañía biotecnológica Bioibérica ha presentado este jueves en el marco de la feria BioSpain 2014, que se celebra en Santiago, el 'Crop-Scan', un "revolucionario" sistema aéreo para la detección de parámetros de estrés en los cultivos con el objetivo de incrementar la productividad de los mismos.

Según ha señalado José Escaich, consejero delegado de Bioibérica, el producto, una "novedad mundial", resulta de 10 años de trabajo sobre la influencia de parámetros de estrés en los cultivos -derivados de la temperatura, la falta o exceso de agua o la composición del terreno, entre otras cuestiones- en la productividad.

La tecnología se basa en cámaras térmicas e hiperespectrales instaladas en avionetas tripuladas, que fotografían el cultivo "por grande que sea" e indican estado, desarrollo y productividad del mismo. El objetivo es que se puedan "corregir pequeños desajustes" y "disfunciones no apreciables por el ojo humano", pero que afectan a la producción, ha explicado el técnico de I+D  Cándido Marín.

Además de mejorar la propia productividad, este sistema permitirá al agricultor "optimizar" recursos como el agua o el fertilizante, orientándolos únicamente a las zonas donde son necesarios, y desarrollar una "auténtica agricultura de precisión".

Cuatro indicadores

Los datos que analiza el software desarrollado por Bioibérica en colaboración con el CSIC de Córdoba en base a las fotografías proporcionan información sobre la temperatura de la hoja -marcador del estrés hídrico-, el contenido en clorofila -que determina necesidades de fertilizante-, el índice del vigor -que permite estimar la producción- y el PRI o índice de estrés anticipado.

Los responsables de este producto han destacado que el agricultor dispone del informe con los datos del análisis completo entre 48 y 72 horas después del vuelo, con una resolución espacial y temporal "óptima".

A lo largo de este año, Bioibérica ha realizado el análisis de 2.300 hectáreas de terreno, principalmente de cítricos, frutales, viñas y olivo, aunque también de horticultura. "El éxito ha superado nuestras expectativas", ha afirmado José Escaich.

Comentarios