El trasvase Júcar-Vinalopó está "en serio peligro", según La Unió de Llauradors

47
0
47

La Unió de Llauradors i Ramaders ha manifestado, a través de su responsable en el sector de Agua, Ernest Blasco, que el trasvase Júcar-Vinalopó está "en serio peligro" desde que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente considerara que el río Júcar es "deficitario", según ha denunciado esta organización en un comunicado. Asimismo, La Unió ha pedido que el agua sea "una cuestión de Estado" y que "esté gestionada por técnicos competentes".

Según ha recordado Blasco, la situación de este trasvase "se está agravando por momentos" desde la calificación como "deficitario" del Júcar por parte del Ministerio, que impide garantizar "no ya los 12 hectómetros cúbicos como caudal potable que anunció en julio el Consell, sino que tampoco asegura transferencias para regadío".

Por ello, desde la asociación agrícola han exigido "a los dirigentes españoles" que "dejen trabajar a los expertos poniendo a su disposición los medios necesarios para ofrecer soluciones reales a la cuestión del déficit hídrico, y no aportando quimeras que nunca llegan a realizarse".

El responsable de Agua en esta organización ha lamentado que "hace más de tres años que venimos denunciando la incapacidad de la clase política en esta materia y que, a lo largo de diferentes legislaturas, ha conseguido alcanzar este lamentable resultado", por lo que, ha asegurado "este contexto no sorprende en absoluto a La Unió".

En este sentido, Blasco ha destacado que "llevamos décadas reclamando que los asuntos del agua sean supervisados por técnicos y expertos en la materia que puedan trabajar desde el conocimiento de la realidad y no supeditados a la voluntad y los vaivenes electorales de cada momento", demanda.

Promesas diferentes en el mismo día

"Los dos grandes partidos políticos de este país se han dedicado a engañar y manipular sistemáticamente a los regantes incluso llegando a ofrecer, a lo largo del mismo día, promesas diferentes en la zona 'cedente' y en la zona receptora de los caudales", ha criticado el responsable de esta área de La Unió. Esta actitud, "crea confusión y sobre todo graves conflictos entre los propios regantes", ha señalado.

Por ello, desde este colectivo se ha exigido responsabilidades políticas "a todos aquellos que durante décadas han jugado con las ilusiones y el futuro de un sector agrario ya de por sí castigado y deprimido" y, además, se ha solicitado que se clarifique el "despilfarro de dinero público, que parece ser un problema endémico de nuestro país".

Comentarios