Sigue sin solución el problema de contaminación de agua por lindano en varios pueblos de Aragón

95
0
95

La localidad oscense de Biscarrués y los municipios zaragozanos de  Marracos, Villanueva de Gállego, Piedratajada, Santa Eulalia y Ardisa continúan afectados por la presencia de lindano en el río Gállego, por lo que se mantiene activa la recomendación de que los vecinos no consuman agua de boca.

Según ha indicado el Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno aragonés a Europa Press, los análisis no han arrojado ningún resultado positivo nuevo y en estas seis localidades no se han tomado nuevas muestras dado que "hay que esperar a que los depósitos y tomas de agua se limpien y entre agua renovada del río, ese es el objetivo prioritario".

Asimismo, la Confederación Hidrográfica del Ebro ha emprendido nuevas acciones, de acuerdo con el Ejecutivo aragonés, para aumentar el caudal del Gállego y facilitar la dilución de este insecticida tóxico.

De esta forma, se ha aumentado el desembalse desde La Peña, con la suelta de 16 metros cúbicos por segundo, que se suman a los 8 metros cúbicos que salen desde Carcavilla, en ambos casos de manera continua, y a los 20 metros cúbicos de media que llegan desde Búbal, en Huesca.

Con estas medidas, se desea impulsar un "efecto de renovación del agua" para comprobar el resultado en el río. Además, continúa el desembalse en continuo de 18 metros cúbicos por segundo de agua desde el embalse de La Sotonera.

La CHE ha tomado este martes nuevas muestras en sus puntos de referencia en el río, en el aliviadero del embalse de La Peña, el azud de Camarera, en Ardisa y Anzánigo, si bien aún no se disponen de esos resultados, pero se ha comprobado que en los últimos análisis había una dilución "algo mejor" del lindano y de la calidad de las aguas.

Comentarios