Se recomienda vigilar y evitar acumulaciones de agua en Ibiza por la proliferación de mosquitos

13
0
13
  • Ibiza (Wikipedia).
    Ibiza (Wikipedia).

El Consell de Ibiza ha recomendado a los propietarios de terrenos que "vigilen y eviten" acumulaciones de agua en sus solares para combatir la gran proliferación de mosquitos que estos días se ha registrado en la isla.

El técnico de Medio Ambiente, Jaume Estarellas, ha dicho que "estamos detectando en alrededores de viviendas esta acumulación de mosquitos y ahora lo mejor es llevar a cabo medidas de autoprotección, porque es lo más efectivo en estos momentos".

"Todo lo que sea acumulación de agua la tienen que evitar y hay que repasar continuamente los abrevaderos de animales, que el agua no esté estancada más de una semana. En grandes estanques, que pongan carpas y hay unas pastillas efervescentes que inhiben el crecimiento de las larvas", ha recordado.

Estarellas ha explicado que este año se han dado los "peores componentes climatólogicos" para que haya más mosquitos, ya que se han registrado fuertes lluvias y altas temperaturas. "Las mínimas nocturnas no han bajado hasta ahora de los 20 grados y eso hace que las producciones de larvas de mosquitos sean muy elevadas. No pasa cada año, pero no es nada inusual. Estamos registrando grandes acumulaciones en toda la isla, no sólo en humedales", ha dicho.

Según el técnico, "hay un tipo de mosquito, chupador de sangre, que pone los huevos en fango húmedo y éstos son capaces de aguantar periodos de desecación, pero cuando el barro se moja, se reactiva el crecimiento de las larvas y por eso en zonas como Ses Feixes o Salinas hay ahora más cantidad". "Es un problema generalizado por toda la isla", ha insistido.

El técnico ha alertado sobre la acumulación de agua en las tapas de los depósitos y ha pedido que también se vigilen fosas sépticas.

71.000 euros para combatir los mosquitos

El Consell Insular encomendó este año a la empresa pública TRAGSA la ejecución del tratamiento para el control biológico de mosquitos, un proyecto que se desarrolló hasta el 30 de septiembre. El presupuesto fue de 71.751,03 euros y las zonas donde se actuó fueron Ses Salines, lagunas y canales de Playa de'n Bossa, Ses Feixes, Talamanca, las depuradoras de Santa Eulària y Cala Llonga y la bassa de Sa Rota.

Como en años anteriores, el tratamiento se llevó a cabo de forma biológica, con una metodología centrada en la actuación sobre la población larvaria para evitar que completen su desarrollo a adulto.

El tratamiento larvicida consistió en la aplicación de la bacteria Bacillus thuringensis, una bacteria que solamente es patógena para las larvas de mosquitos, por lo que es un tratamiento muy selectivo puesto que no afecta a otros organismos.

Comentarios