Vuelven a aparecer grietas en la ladera derecha del embalse de Yesa, según varias asociaciones

17
0
17

La Asociación Río Aragón y Yesa + No han afirmado que "han vuelto a aparecer grietas en la ladera derecha" del embalse y han instado a la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) a que "de una vez por todas paralice el despropósito en el que se ha convertido el recrecimiento del pantano".

En una nota, las agrupaciones han criticado que "reconocen que ha habido problemas de seguridad en la presa tras negarlo durante meses, pero dicen que ya están resueltos" y se ha preguntado "por qué entonces expropian las 102 viviendas de la ladera" y "por qué sigue cerrada la carretera nacional a su paso por la presa después de 20 meses y la promesa continuada de una vuelta a la normalidad". "La palabra seguridad en su discurso no tiene credibilidad", han asegurado.

Por ello, han abogado por que "antes de replantearlo se tenga en cuenta el presupuesto actual de la obra, que ya casi cuadruplica" y han pedido a la CHE que "ponga al frente de la seguridad de la presa actual y de la estabilización de la ladera, en caso de que sea posible, a un equipo de técnicos independientes tutelado por ayuntamientos y gobiernos autonómicos".

Por otro lado, también solicitan que "vacíe cautelarmente el embalse hasta una cota de seguridad aceptable" y que "deje de ocultar información y de mentir a la ciudadanía, volviendo a enviar informes periódicos a las administraciones sobre el estado de las laderas, así como los correspondientes a julio, agosto, septiembre y octubre".

Además, las asociaciones instan a la CHE a que "depure responsabilidades técnicas y políticas por la nefasta gestión que se está haciendo tanto de la obra como de los gravísimos problemas de seguridad que está causando".

"Mientras la CHE, con la misma impunidad con que desoyó a quienes denunciaron el desastre ecológico sin precedentes que ha supuesto en Aragón el vertido de lindano en el río Gallego, vuelve a desoír a quienes previenen, una vez tras otra, de las funestas consecuencias de las obras de Yesa, que se alargan ya más de 7 años sin ser siquiera cuestionadas", han concluido.

Comentarios