Las conducciones del trasvase del Condado de Huelva se encuentran al 70 por ciento de ejecución

21
0
21

Las conducciones del trasvase del Condado de Huelva, que promueve la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía y que permitirán garantizar el abastecimiento de agua de las poblaciones de esta comarca onubense y de las explotaciones agrícolas reduciendo la presión sobre el acuífero Almonte-Marismas, del que se alimenta el Parque Nacional de Doñana, se encuentran al 70 por ciento de ejecución.

En declaraciones a los periodistas, antes de presidir la reunión del Plan Territorial de Emergencia de Andalucía, y preguntado por las movilizaciones anunciadas por los regantes del Condado ante la falta de agua superficial, Fiscal ha mostrado su respeto por estas movilizaciones, pero ha destacado el trabajo de la Junta.

Estas obras harán efectivo el trasvase de agua desde la cuenca atlántica onubense a la del Guadalquivir 

En esta línea, ha asegurado que "la obligación" del Gobierno andaluz es aprobar el Plan Especial de Ordenación de Regadíos de la Corona Norte de Doñana, que "prácticamente está ya aprobado", indicando además que estas obras en las conducciones "están por encima del 70 por ciento".

No obstante, ha precisado que se trata de una zona gestionada por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, dependiente del Gobierno central, y aunque "es cierto que básicamente es la que tiene las competencias sobre las cantidades de agua, la Junta también está permanentemente en conversaciones con los regantes para llegar a un acuerdo y hacer las autorizaciones pertinentes, dentro de la norma y seguridad, para que los regadíos estén garantizados"

Concretamente, estas obras harán efectivo el trasvase de agua desde la cuenca atlántica onubense -Guadiana y Tinto-Odiel-Piedras- a la del Guadalquivir, a lo largo de 18 kilómetros de conducciones, para el abastecimiento de los 13 municipios de la mancomunidad del Condado y para cubrir las necesidades de riego de las explotaciones del entorno de Doñana, que dejarán así de extraer recursos subterráneos.

Estos trabajos, que comenzaron en abril de 2013, consisten fundamentalmente en la conexión de la balsa de regulación de Lucena del Puerto con la estación potabilizadora de La Palma del Condado, encargada de abastecer de agua a los mencionados municipios. Incluyen también la construcción de una balsa en Rociana y de dos estaciones de bombeo que impulsarán el agua hasta la potabilizadora de La Palma.

Comentarios