El proyecto de protección de márgenes del Guadalquivir es necesario "independientemente del dragado", según Serrano

26
0
26

La consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, María Jesús Serrano, ha señalado que su departamento, competente en el visado del proyecto para la protección de la margen derecha del río Guadalquivir -condición recogida en la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) y, por tanto, imprescindible para acometer el dragado de profundización que promueve la Autoridad Portuaria de Sevilla-, ve esta iniciativa necesaria "independientemente del propio dragado".

De hecho, la presidenta del Puerto sevillano, Carmen Castreño, ha declarado a Europa Press que "vamos a arreglar las márgenes, y no solo en Doñana", puesto que, ha expuesto, ya se han consignado hasta siete millones de euros más para el resto de las zonas, "de aquí a Sanlúcar", donde hubiera un mayor deterioro.

En declaraciones a los periodistas con motivo de la entrega en Sevilla del IX Premio Flacema a la Mejor Comunicación sobre Desarrollo Sostenible, Serrano ha recordado, con todo, que aunque el escrutinio del proyecto de protección sí corresponde al Ejecutivo autonómico, el dragado en sí es "competencia del Gobierno de España, que tiene que autorizarlo y ver si se cumplen las condiciones de la DIA".

"Lo valoraremos y analizaremos desde el punto de vista técnico y científico, y si cumple con las condiciones que se entiendan y con la legislación medioambiental andaluza lo autorizaremos en el menor tiempo posible, pero independientemente de que el dragado se haga o no, es necesario proteger las márgenes", ha incidido la consejera andaluza de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

Hasta ahora, ha asegurado Serrano, la Junta solo cuenta con información "extraoficial" sobre esta iniciativa, con conversaciones con la Autoridad Portuaria y reuniones de trabajo, por lo que "conocemos las líneas principales, pero no oficialmente".

Cuando el proyecto se presente de manera formal, tanto los técnicos como la Comisión de Aguas del Consejo de Participación de Doñana valorarán, en base a la opinión científica, si se cumple con los requisitos o no, ha manifestado la consejera, que recuerda sin embargo que el dragado "necesita cumplir otros condicionantes de la DIA que no somos competentes para evaluar".

Ha reafirmado que ve las líneas de este proyecto más en consonancia con lo que se requiere que el inicial, que fue rechazado por la propia Junta y el Consejo de Participación de Doñana. "Entendían los científicos que el anterior no reunía la solvencia técnica necesaria ni se garantizaba la protección de márgenes, mientras que ahora se va a reforzar ese apartado técnico y científico", ha indicado.

Comentarios