WWF ve "derroche de fondos públicos" en la presa de Alcolea

25
0
25

El coordinador del Proyecto Doñana de WWF España, Felipe Fuentelsaz, ha asegurado este miércoles que su organización ve "un derroche de fondos públicos" en el proyecto de la presa de Alcolea, desde el punto de vista económico y ambiental, y ha pedido a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía "transparencia" y que haga público los análisis de calidad de aguas.

WWF recuerda que "la concentración de metales pesados en el agua y su mala calidad hacen inútil e inviable el proyecto de la presa de Alcolea", como ya alertó en 2010 con un informe público emitido tras analizar la calidad del agua del río.

En ese sentido, WWF pide "transparencia" a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio y que haga público los análisis de calidad de agua del lugar donde se proyectará la presa, explicando a los agricultores y beneficiarios del agua cuál será el precio de ésta y la calidad de la misma, "al tener ph muy bajo y una cantidad elevadísima de metales pesados como cadmio, cinc, cobre, mercurio o plomo, además de una alta salinidad", datos que podrían contrastarse con los de las estaciones de control que tiene la Agencia Andaluza del Agua, aseguran desde la organización.

Por tanto, aseguran que, de realizarse el embalse de Alcolea, "su agua sería inviable para riego, a no ser que se le diera un costoso tratamiento previo no presupuestado en el proyecto y que tendrían que pagar los beneficiarios".

Pero este tratamiento, según remarcan desde la organización, "no está exento de problemas", entre los que citan "la generación de residuos contaminantes en las balsas donde se realice o la mala calidad del agua resultante, no apta para riego por goteo, y mucho menos para cultivos tan sensibles como la fresa".

Por otro lado, Felipe Fuentelsaz se ha referido al trasvase de 15 hectómetros cúbicos para desde la Cuenca del Guadiana a la del Guadalquivir, y ha remarcado que "los trasvases de agua son la solución más insostenible que existe, al exportar los problemas ambientales generados en un territorio a otro lugar".

En ese sentido, "el hecho de realizar con fondos públicos un nuevo trasvase para dar solución a captaciones ilegales en el Condado de Huelva supone una solución totalmente inaceptable desde el punto de vista ambiental", que serviría, a su juicio, para "amnistiar a fincas que o bien son ilegales o están consumiendo más agua de la que tienen autorizada".

WWF añade que "no hay voluntad política para poner freno al crecimiento desmesurado del regadío en el entorno de Doñana, ni de caminar junto a agricultores en buscar soluciones para reducir el consumo de agua en las fincas y regar sólo con el agua disponible", pero sí, insisten, para "aumentar el gasto público para consolidar nuevos trasvases, pagados en su mayor porcentaje por fondos públicos y no por los usuarios".

Por último, Felipe Fuentelsaz subraya que es "inadmisible" que las administraciones "sigan malgastando fondos públicos en obras e infraestructuras como presas y trasvases, que hará aumentar la deuda pública ciudadana, causando un enorme daño ambiental y que supondrá un auténtico despilfarro económico en plena crisis".

Comentarios