Extremadura resalta que "jamás" se ha estado "tan cerca" de la "consolidación" del regadío

22
0
22

Temas

El consejero de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía, José Antonio Echávarri, ha resaltado que "jamás" en Extremadura se ha estado "tan cerca como ahora" de la "consolidación, modernización y extensión" de las infraestructuras de riego.

Echávarri ha comparecido a petición propia en el pleno del Parlamento de Extremadura para informar sobre el proyecto de regadío de las zonas de Tierra de Barros y Monterrubio de la Serena, un proyecto calificado por el consejero como el "más importante" que se ha hecho en la región en materia de regadío privado.

De esta forma, ha recordado que el proyecto contempla la puesta en marcha de 15.000 hectáreas de nuevos regadíos en Tierra de Barros y de 3.000 en la zona de Monterrubio de la Serena, de las que se podrían beneficiar unos 5.000 regantes.

De igual forma, Echávarri ha resaltado que este proyecto no supone un "reparto por pueblos" sino que en el se tiene en cuenta la viabilidad de las hectáreas por cercanía o por cota.

Por ello, el consejero ha lanzado un mensaje de "tranquilidad" a las localidades implicadas pese a la "incertidumbre" que, en su opinión, se está generando desde diferentes sectores.

Como ha reiterado, el proyecto de puesta en marcha de estos regadíos se hará con el "mínimo coste" para los regantes, a lo que ha añadido que si los plazos siguen su "curso normal" la previsión es que los proyectos de obra estén terminados a finales de 2015 para poder iniciar las obras en 2016.

En esta línea, ha asegurado que los regadíos de Tierra de Barros y de Monterrubio de la Serena serán "solidarios", ya que los regantes pagarán "lo mismo" esté donde estés, y "sostenibles", ya que "no hipotecarán" a los regantes.

Tierra de Barros

Echávarri ha destacado que el proyecto de regadío para Tierra de Barros ha generado un gran interés entre los agricultores, ya que ha indicado que hasta febrero de 2014 se habían registrado solicitudes para riego de una superficie de unas 35.000 hectáreas.

Una vez recibidas todas las solicitudes de todos los agricultores interesados en regar se evaluaron técnica y agroeconómicamente las parcelas con más de 10 parámetros, ha añadido el consejero.

De igual forma, y mediante un sistema de información geográfica se determinó el plano con la superficie potencial regable, a lo que Echávarri ha indicado que con los recursos asignados se permite la transformación de unas 15.000 hectáreas con la posibilidad de ampliarla a unas 22.000 hectáreas.

En el caso del proyecto de Monterrubio de la Serena, Echávarri ha indicado que se trabaja en él desde el inicio de la legislatura para responder a una "demanda histórica" de los regantes de la zona.

Asimismo, el consejero ha recordado otras obras en materia de regadíos como la construcción de la presa de Alcollarín para regar 1.100 hectáreas y la transformación de la mitad de las 13.800 hectáreas que se pondrán en marcha en la zona centro de riego, junto con la reducción del perímetro de la zona centro que pone a disposición de la iniciativa privada 8.440 hectáreas más en esa zona.

"Los regantes saben que este gobierno ha estado y estará siempre con ellos, defendiendo sus intereses a diferencia de lo que han hecho anteriores gobiernos", ha aseverado, al tiempo que ha añadido que mientras el Ejecutivo presidido por José Antonio Monago "trabaja" otros ponen "palos en las ruedas exclusivamente  pensando en las elecciones".

Turno de los grupos

Por parte de los grupos, el portavoz parlamentario de PREx-CREx, Damián Beneyto, ha indicado que "bienvenidos" sean los regadíos que se van a poner en marcha, aunque ha considerado que la experiencia dice que las cosas hay que hacerlas "bien".

En esta línea se ha interesado por la financiación de este proyecto, para la que la considerado que el Gobierno nacional "debería haber aportado más", no solo en esta legislatura sino también en anteriores.

Otro aspecto que les preocupa a los regionalistas, según ha expuesto, es el coste energético que supondrá para los agricultores, ya que en estas zonas no se riega por gravedad sino por bombeo, lo que supone un mayor coste.

En el turno de IU, su portavoz, Pedro Escobar, ha mostrado un "sí rotundo y absoluto" a los regadíos en estas zonas, ya que la Extremadura de hoy "sería incomprensible" sin los regadíos de las Vegas, ya que fija población y aumenta la producción.

Sin embargo, Escobar ha lamentado que estos proyectos se hayan hecho con una "estrategia monopartidista", y con poco diálogo parlamentario, ha dicho, toda vez que las ampliaciones de regadíos, en su opinión, exige el "consenso" de todos.

De igual forma, Pedro Escobar ha mostrado su preocupación por el precio de la energía, por lo que ha abogado por la existencia de un "kilovatio agrícola, al igual que hay un gasóleo agrícola".

Por parte del Grupo Parlamentario Socialista, su portavoz Valentín García, ha criticado que en el proyecto de regadíos para Tierra de Barros y Monterrubio de la Serena "ha faltado diálogo político" y "diálogo social".

En este sentido, García ha criticado que sobre este proyecto se ha informado más en localidades en las que el PP tiene "intereses políticos", como en Almendralejo y Aceuchal, ha apuntado, por lo que también ha pedido "igualdad de información" y "claridad en la información".

"Por favor, dé información seria y rigurosa a los agricultores para que puedan tomar sus decisiones. Lo primero, señor consejero, ¿cuánto cuesta este proyecto?", se ha preguntado Valentín García.

En su intervención, el diputado socialista ha indicado que el "coste efectivo" alcanza los 129,5 millones de euros y ha demandado conocer si el IVA y el margen industrial de beneficios lo va a pagar la Administración o los agricultores, junto a otras cuestiones.

"Habiendo dinero público de por medio y recursos propios como el agua de por medio le exigimos hoy aquí igualdad de oportunidades de todos los agricultores de la zona para poder decidir estar en estas zonas regables", ha indicado.

Finalmente, el diputado del PP Diego Sánchez Duque ha felicitado al Gobierno de Extremadura por poner en marcha un proyecto "sólido" que mejorará el ciclo productivo de estas zonas.

Asimismo, ha destacado la importancia que tiene el regadío en el sector agrario, ya que aumenta las rentas de estos agricultores y la productividad.

De igual forma, el diputado 'popular' ha considerado "lamentable" la intervención del PSOE, que ha calificado de "catastrofista como siempre".

Comentarios