EH Bildu afirma que "es el momento de actuar en el embalse de Oiola"

40
0
40
  • Embalse de Oiola (Wikipedia/CC).
    Embalse de Oiola (Wikipedia/CC).
  • Reclama la implicación del Gobierno vasco, del Ayuntamiento de Barakaldo y del Consorcio de Aguas.

EH Bildu solicitará en el Parlamento vasco al Departamento de Medio Ambiente la eliminación de focos contaminantes en el pantano de Oiola, la limpieza integral del embalse (incluyendo los lodos), así como el mantenimiento de la Comisión de seguimiento de Oiola, mientras no se dé solución a este "grave problema y la comunicación periódica y detallada a los colectivos vecinales, ecologistas y grupos municipales que lo soliciten".

Para ello, la coalición abertzale cree precisa la implicación del Gobierno vasco, del Ayuntamiento de Barakaldo y del Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia, como instituciones y organismos competentes en la materia.

EH Bildu considera que no se puede vincular la conexión del pantano a la red de distribución de agua de Barakaldo al informe favorable del Departamento de Salud del Gobierno vasco, como recoge el artículo 15 del Decreto 178/2002 de 16 de julio, por el que se regula el sistema de control, vigilancia e información de la calidad de las aguas de consumo público, "sino que se debe aplicar el principio de precaución".

EH Bildu solicitará en el Parlamento vasco al Departamento de Medio Ambiente la eliminación de focos contaminantes en el pantano de Oiola

En una comparecencia en Barakaldo, el parlamentario de EH Bildu Dani Maeztu ha anunciado que va a solicitar al Departamento de Sanidad la no emisión del informe que recoge el Decreto 178/2002, mientras existan las "incertidumbres" que surgen alrededor del agua de Oiola.

Por su parte, el portavoz del Grupo Municipal EH Bildu de Barakaldo, Jorge García, ha recordado que el problema con el agua de Oiola viene desde julio de 2008, fecha en la que se detectó por primera vez la presencia de lindano en el embalse y que provocó el cierre durante dos años y medio. Han sido varias las ocasiones en las que el Ayuntamiento de Barakaldo ha vuelto a conectar y desconectar este recurso de la red de abastecimiento de agua para el consumo.

García ha argumentado que ninguna cantidad de lindano es "pequeña, por mínima que sea". "La exposición al lindano es altamente perjudicial para la salud, además de no eliminarse por ninguna vía", ha alertado.

Desde el pasado 30 de septiembre, el agua que llega a los grifos de Barakaldo no es del embalse de Oiola. Esta desconexión, adoptada por el Gobierno municipal del PSE, "no tiene nada que ver ni con los acuerdos del Pleno Municipal ni con el peligro que supone para la salud el consumo de agua contaminado con lindano. Viene dada por el bajo nivel de agua en el embalse", ha señalado el edil abertzale.

Directivas europeas

Dani Maeztu ha explicado que en la actuación respecto a Oiola se están "incumpliendo" cinco directivas europeas en cuestión de aguas, tal y como ha señalado la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, relativas a la calidad de las aguas para el consumo humano (Directiva 98/83/ CE), la que establece un marco comunitario de actuación en el ámbito de la política de aguas (Directiva 2000/60/CE), la que establecen las especificaciones técnicas del análisis químico y del seguimiento del estado de las aguas (Directiva 2009/90/CE), la relativa a la comercialización de productos fitosanitarios (Directiva 91/414/CE) y sobre la responsabilidad medioambiental en relación con la prevención y reparación de daños medioambientales (Directiva 2004/35/CE).

A su juicio, el Gobierno vasco debe "tomarse en serio" el problema del agua para el consumo en Barakaldo, e impedir la conexión mientras no se den las condiciones de seguridad para la salud de los baracaldeses y siga existiendo "una sola de las incertidumbres". "Debe participar también en las labores de detección y limpieza, tanto de los focos contaminantes como del embalse", ha instado.

Para la coalición independentista, "es el momento de actuar en Oiola, ya que el problema del agua en Barakaldo sigue sin ser resuelto, y son todas las instituciones, entidades y organismos competentes quienes tienen que trabajar de una manera coordinada para dar una solución definitiva a este grave problema".

En este sentido, Maeztu ha manifestado que las instituciones públicas tienen "el deber de velar por la salud y la seguridad de las personas, e imponer el consumo de agua de Oiola es poner en situación de riesgo a la población de Barakaldo".

Comentarios