El Gobierno de Aragón elabora una guía sobre la externalización de los servicios del agua

141
0
141

El Instituto Aragonés del Agua (IAA) ha elaborado una guía para ayudar a los Ayuntamientos en el proceso de externalización del servicio municipal de abastecimiento de agua potable y alcantarillado. "Es un proceso administrativo complejo y, además, poco habitual para un Ayuntamiento", de esta forma, el Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón ha justificado la realización del documento.

En concreto, la guía pretende dar luz sobre las dudas que van apareciendo en este proceso. Así, se indican de modo claro y simple las posibilidades que tiene la administración local para la externalización del servicio. Este asesoramiento se realiza ante la situación que se vive en muchos Ayuntamientos, en los que no hay medios para acometer el desarrollo del servicio e implantar soluciones tecnológicas de última generación.

El Instituto Aragonés del Agua recomienda a los Ayuntamientos saber en qué estado está el servicio que se pretende externalizar. El primer paso es hacer un estudio de viabilidad del servicio, en el que se identifiquen claramente los ingresos y los costes reales para comprobar si es rentable o si por el contrario es deficitario. En el primer caso, se puede plantear una reducción en las tarifas vigentes o solicitar la ejecución de obras de mejora al futuro concesionario; en el segundo, habrá que tomar medidas para llegar al equilibrio.

Los problemas del servicios

El Instituto Aragonés del Agua ha apuntado que es fundamental tener claro qué problemas tiene el servicio municipal, con el fin de poder hacer hincapié en la documentación que hay que preparar para la externalización.

El Ayuntamiento deberá decidir si externaliza el servicio de agua y el de alcantarillado conjuntamente o únicamente uno de ellos. La fórmula más utilizada es la externalización de ambos servicios, debido a que la gestión conjunta presenta una economía de escala importante. Habitualmente se realiza la cesión completa de la gestión del servicio a una empresa privada; así, el Ayuntamiento es el titular del servicio pero la empresa se encarga de todo lo relacionado con el mismo. Existe, además, la posibilidad de externalizar o contratar una parte del servicio, de tal modo que los restantes trabajos los sigue desarrollando el Ayuntamiento.

El Instituto Aragonés del Agua ha señalado que en caso de externalizar la totalidad del servicio cabe la posibilidad de licitar un contrato de hasta 25 años; si se opta por externalizar únicamente una parte del servicio, se podrá llegar hasta un plazo máximo de 6 años. Ha añadido que a medida que el plazo es mayor aumentan las posibilidades de inversión, ya que la empresa privada dispone de un plazo de amortización acorde a las necesidades de una inversión de importe elevado.

Asociación de varios municipios

En muchas ocasiones el reducido tamaño de los municipios dificulta la externalización de los servicios de agua y alcantarillado. Una alternativa pasa por la asociación de varios municipios interesados y externalizar dicho servicio, bien en su totalidad o de forma parcial. Se obtienen los beneficios de la economía de escala, gracias al abaratamiento de los costes de explotación.

Esta guía, elaborada por el Instituto Aragonés del Agua, incluye información sobre normativa, contratos, tramitación de expedientes y licitación.

Precisamente uno de los aspectos que provoca más problemas para los ayuntamientos es el de los recursos presentados por las empresas licitadoras durante el proceso de licitación o de modo posterior a la adjudicación.

Una licitación no puede replicarse al cien por cien en dos municipios. Es necesario, por tanto, adaptar los documentos a cada caso; no obstante, resulta de gran ayuda disponer de modelos de pliegos de condiciones que contemplan de un modo claro y sin ambigüedades los aspectos básicos de una concesión de este tipo, como son el riesgo y ventura, equilibrio económico y revisión de tarifas.

La dirección de los trabajos de redacción de esta guía ha corrido a cargo de Ana Montero y Pilar García, estando compuesto el equipo redactor por Pedro Villanueva, Jorge Ronchera y José Javier Pardos.

Comentarios