Un depósito de agua inteligente permite reutilizar las aguas filtradas para el baldeo de Carretera de Cádiz en Málaga

57
0
57

El Ayuntamiento ha invertido 562.154 euros en un depósito de agua 'inteligente' en la barriada de Sixto, cuya puesta en marcha permite desde esta semana el aprovechamiento de las aguas subterráneas para realizar baldeos en la vía pública del entorno de la instalación, principalmente la zona de La Paz, Vistafranca, Sixto y parte de las avenidas de Velázquez y Europa.

Este depósito, que ha sido visitado este sábado por el alcalde, Francisco de la Torre, dará utilidad al agua filtrada del aparcamiento del Parque de Oeste así como de la estructura del metro, además del excedente del pozo de Vistafranca, situado en la confluencia de las calles Alcalde Joaquín Alonso y Alazores.

La actuación ha supuesto la creación de dos redes de distribución de agua destinadas al servicio de baldeo, cuyo recorrido tiene forma de anillo, uno bordeando la barriada de La Paz y el otro el de Vistafranca.

A lo largo de cada anillo se colocarán picas de baldeo en las que los operarios de Limasa podrán conectar las mangueras que utilizan habitualmente para este trabajo, a una presión de 12 Kg/cm2, lo que permitirá recoger los restos que no pueden ser eliminados mediante el barrido con escoba convencional. Este sistema hace posible que se realice el baldeo a mano sin tener que recurrir a otros medios mecánicos como los cambios cuba que puedan molestar a los ciudadanos y al tráfico.

La nueva infraestructura constituye, tal y como ha destacado el regidor, la primera actuación de la red de baldeo en el distrito de Carretera de Cádiz, que será ampliada en fases sucesivas al resto de las barriadas.

Características técnicas

El equipo de bombeo para el llenado de los camiones cisterna tiene capacidad suficiente para cargar una cuba en menos de 10 minutos, lo que supone impulsar 17 litros de agua cada segundo. Se ha dotado además a la hornacina y al depósito de la tecnología necesaria para su telecontrol.

Para el llenado de agua del depósito se han ejecutado una serie de conducciones desde las grandes infraestructuras subterráneas cercanas al mismo. Estas instalaciones drenan agua de forma natural sin que terminen siendo evacuadas al saneamiento como venía ocurriendo hasta ahora por lo que se evitará también que se desaproveche este recurso.

Las obras han sido diseñadas incluyendo el uso de nuevas tecnologías. Las picas permanecen en estado de reposo hasta que el operador activa el bombeo mediante una tarjeta con tecnología RDFI. Previa comprobación de la autorización del operador, un ordenador centralizado en las oficinas de Emasa da orden de marcha a las bombas que impulsan agua contra las picas a la presión requerida. El sistema tarda apenas 10 segundos en alcanzar el régimen de funcionamiento.

De esta manera se consigue que la red de baldeo "no esté continuamente en presión y que los equipos no consuman energía mientras no son utilizados, ahorrando en mantenimiento y en electricidad".

Análogamente la dársena de carga se activa con un sistema similar que controla los permisos de carga de cada camión y su capacidad máxima. En caso de avería también lo comunica a los encargados de mantenimiento. Además si se produce un fallo humano el ordenador es capaz de parar las bombas transcurrido un tiempo o superada la capacidad de llenado de la cuba. En caso de olvido de la tarjeta el encargado también puede activar a distancia los equipos mediante un mensaje de texto con contraseña

Comentarios