Carlos Slim se convierte en el primer accionista de FCC con un 25,63% de su capital

97
0
97

Carlos Slim ha alcanzado un acuerdo con la accionista de control de FCC, Esther Koplowitz, por el que el empresario se convierte en primer socio de referencia del grupo de construcción y servicios, en el que tomará una participación del 25,63% tras una inversión de unos 650 millones de euros.

La empresaria, por su parte, diluirá hasta el 22,43% la actual participación del 50,1% que ostenta en FCC, la compañía que fundó su padre y que preside y seguirá presidiendo su hija Esther Alcocer Koplowitz.

No obstante, los nuevos socios han convenido una estructura de gestión "paritaria" para FCC, por la que tanto Koplowitz como Slim contarán con cuatro consejeros cada uno del total de doce que tendrá el nuevo consejo de administración de la empresa.

La entrada de Slim en FCC se materializará a través de la ampliación de capital de 1.000 millones de euros

Asimismo, cambiarán los estatutos sociales del grupo con el fin de que sea necesario el voto favorable de al menos el 50% del capital, esto es, de los dos socios, para adoptar determinadas decisiones, como son el traslado de la sede social al extranjero o una ampliación de capital sin derecho de suscripción preferente.

Este esquema de gobierno se ha diseñado "con la supervisión" de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y "de acuerdo" con las normas europeas de gobierno corporativo y con la próxima normativa española al respecto, según indican los dos socios en un comunicado conjunto.

La inversión de Slim en FCC tendrá carácter industrial y permanente, si bien en principio el empresario se ha comprometido a permanecer en el capital de la compañía un mínimo de cuatro años (hasta el 30 de enero de 2020).

El pacto otorga un derecho preferente de compra de acciones a Slim para el caso de que Koplowitz vendiera más títulos, y un derecho recíproco de venta conjunta a ambos socios, para desinvertir al unísono en la compañía en el supuesto de recibir una oferta de compra.

Entrada a través de una ampliación

La entrada de Slim en FCC se materializará a través de la ampliación de capital de 1.000 millones de euros que el grupo acaba de lanzar para recapitalizarse y recortar su deuda.

En concreto, en virtud del pacto rubricado este jueves, el empresario mexicano, a través de su sociedad Control Empresarial de Capitales de CV, comprará a Esther Koplowitz todos los derechos de suscripción de acciones que corresponden a la empresaria en esta 'macroampliación' en función de su actual participación del 50,1%.

De esta forma, Slim suscribirá la mitad de las nuevas acciones que emita FCC, lo que le reportará una participación del 25,63% y le convertirá en primer accionista del grupo tras una inversión de entre 650 millones de euros. De este importe 150 millones corresponden a la compra de los derechos y los 500 millones restantes, a la posterior suscripción de la ampliación.

Una vez materializada la operación, FCC convocará una junta extraordinaria de accionistas para adecuar su consejo de administración a la nueva estructura accionarial.

Según el acuerdo, Esther Alcocer Koplowitz se mantendrá en el puesto de presidenta no ejecutiva al que accedió a comienzos de 2013. El consejo estará integrado por doce miembros, de los que Koplowitz determinará cuatro y Slim otros cuatro. De los otros cuatro sillones, tres serán para independientes y el cuarto, para el consejero delegado, Juan Béjar.

Solventa la refinanciación, garantiza la ampliación

El acuerdo de Koplowitz y Slim permitirá a la empresaria cumplir con el acuerdo de refinanciación de su deuda personal alcanzado recientemente con los bancos y, al tiempo, posibilitará a FCC llevar a cabo la ampliación para recapitalizarse, recortar deuda y concluir su saneamiento.

La empresaria tenía que vender los derechos que le corresponden en la ampliación del grupo constructor dado que acordó con sus bancos destinar el capital que obtenga de esta operación a atender la deuda de unos 1.000 millones de euros que tiene vinculada a su inversión en FCC.

De su lado, FCC debía realizar una ampliación para reequilibrar su balance y recortar endeudamiento. Todo ello, junto con la culminación de su plan de saneamiento, permitirá además a la empresa iniciar en 2015 una nueva etapa con una nuevo plan estratégico.

En concreto, la compañía destinará el grueso del capital que capte con la operación a amortizar gran parte de un préstamo de 1.390 millones de euros que le supone un elevado y creciente tipo de interés (del 11% que paulatinamente se elevará al 16%) y que en 2018 da derecho a la banca acreedora a recapitalizarlo.

El pacto de la actual principal accionista de FCC y el empresario Carlos Slim se registra después de que la empresaria cerrara este lunes sin acuerdo las conversaciones que inicialmente mantuvo en el mismo sentido con George Soros.

Según se revela en el acuerdo, Koplowitz recibió y aceptó una carta con una "oferta vinculante" de Slim el pasado sábado 22 de noviembre, coincidiendo con la conclusión de las conversaciones con Soros.

Comentarios