El Gobierno debe legalizar los riegos tras el Plan de la Corona Norte de Doñana, según el PSOE y el Gobierno andaluz

27
0
27

El secretario general del PSOE de Huelva, Ignacio Caraballo, y el delegado de la Junta de Andalucía en Huelva, José Fiscal, han coincidido este martes en que, tras aprobar el Gobierno andaluz el Plan Especial de Ordenación de las Zonas de Regadíos al Norte de la Corona Forestal de Doñana, el Gobierno central "tiene que legalizar los riegos".

En rueda de prensa, José Fiscal ha destacado que a partir de ahora "la pelota está en el tejado" del Gobierno porque la Junta, con la aprobación de este plan, ha legalizado los terrenos pero es el Ejecutivo central, a través de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, el que "tiene que legalizar los riegos, decir cuales son legales y cuales irregulares, y organizar esta comarca en el ámbito de la agricultura que, hasta ahora, presentaba lagunas", indicando además que "la parte que depende de la Junta ya se ha legalizado y cuenta con agua".

El plan afectará a una superficie de 64.457 hectáreas, de las que aproximadamente 9.340 son susceptibles de ser consideradas como regables -7.240 de la Demarcación Hidrográfica del Guadalquivir y el resto de la del Tinto-Odiel-Piedras- en los términos municipales de Almonte, Bonares, Lucena del Puerto, Moguer y Rociana del Condado (Huelva).

Al respecto, Caraballo ha remarcado que "hoy es un día importante porque después de tanta lucha se ha aprobado este plan y los agricultores necesitaban agua, seguridad y garantías para enfrentarse a un mercado competitivo", a lo que ha añadido José Fiscal que éstos le trasladaron que "muchos supermercados de Europa exigían que esta ordenación estuviera aprobada".

Por tanto, Caraballo ha subrayado que "la Junta ha cumplido su parte y significa un paso fundamental", a lo que ha añadido que las hectáreas, competencia del Gobierno andaluz, "tienen garantizada el agua", insistiendo en que "la pelota está esta en el tejado de la Confederación del Guadalquivir, no sólo porque se haya aprobado el plan, sino que tiene que ver con la autorización de agua que la podría haber dado".

Caraballo ha recordado la reunión mantenida el pasado viernes en la sede de Freshuelva con los agricultores y representantes de la Junta y del PP, en la que se pusieron tareas como la aprobación de este plan, frenar las denuncias a los agricultores y obligar a la Confederación a que diera el agua. Por ello, remarca que "lo primero se ha cumplido" y ha instado al Gobierno a "actuar inmediatamente porque si no, el plan no servirá para nada".

Por su parte, José Fiscal ha insistido en que "hoy es un día histórico porque se han legalizado un número importante de hectáreas y los agricultores podrán exportar sus frutos rojos a Europa con todas las garantías", ya que, según ha añadido, "uno de sus principales problemas era que este agua tuviera todas las bendiciones legales".

Por último, preguntado por la situación de los pozos ilegales en la zona, ha precisado que "todas las competencias en relación con el agua dependen de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir".

Comentarios