La aprobación del plan de Regadíos de Doñana "no es la panacea, es un paso más y necesario" según Aasaja

24
0
24

El presidente de Asaja-Huelva, José Luis García-Palacios, ha remarcado que el Plan Especial de Ordenación de las Zonas de Regadíos al Norte de la Corona Forestal de Doñana, aprobado este martes en Consejo de Gobierno, "es un primer escalón, pero la escalera tiene bastantes peldaños".

En declaraciones a Europa Press, García-Palacios ha señalado, no obstante, que "nunca es tarde si la dicha es buena", ya que este primer paso "va a poner ciertos visos de legalidad y un escenario donde empezar a construir este futuro de legalidad para los regadíos del Condado y del entorno de Doñana". Sin embargo, indica que es un paso que "podría haberse dado antes".

Para el presidente de Asaja, "esto no significa que se hayan acabado todos los problemas, ya que ha habido un primer escalón pero la escalera sigue teniendo bastantes peldaños para llegar a una situación idónea en el entorno de Doñana", que no es otra, a su juicio, que "intentar cambiar o sustituir todas las aguas subterráneas por aguas superficiales", procedentes de la parte occidental de la provincia, que tiene "suficiente capacidad de embalsamiento para poder regar todo el Condado tres o cuatro veces".

Una situación que daría "una seguridad a los agricultores en todos los aspectos: seguridad legal y comercial", ha precisado García-Palacios, quien ha indicado la existencia de "un riesgo altísimo porque hay muchos controles de calidad en los cultivos y hay algunas lagunas que no se pueden justificar, como por ejemplo la procedencia del agua".

El presidente de Asaja ha lamentado, a su vez, que se trate de "una carnaza magnífica para ecologistas que quieren que en el entorno de Doñana, salvo los linces, el resto sea lo más cercano a la Edad de Piedra", a lo que ha añadido que la agricultura de Huelva es "tremendamente sofisticada y tecnológica, que puede dar ejemplo a nivel europeo y a nivel mundial".

Futuros pasos

Por ello, ha citado los pasos que las distintas administraciones tiene que dar a partir de ahora, entre los que ha citado la finalización de las obras de conducción de casi cinco hectómetros cúbicos; seguir solicitando un trasvase de agua suficiente para poder asegurar toda la cantidad de agua precisa para el Condado, que rozará los 20 hectómetros cúbicos de la demarcación del Tinto-Odiel-Piedras, y que se culminen las obras, pendientes desde hace diez años, de la red de distribución de una presa, la del Andévalo, que "se ha llegado a convertirse en la piscina más grande de Europa, por su poca utilidad".

A su vez, ha remarcado que es "importante" que el Gobierno central impulse "con más celeridad las obras de la presa del Alcolea y se ponga la deuda a cero con esta provincia en materia de agua, que bastante números negativos tiene".

Por ello, remarca que la aprobación del plan "no es la panacea, es un paso más y necesario" y ha recordado que el mismo "deja en el limbo una serie de hectáreas que no están reconocidas", por lo que señala que si hay datos concretos que demuestren que algún agricultor "se ha pasado la ley por el arco del triunfo, pues tendrá que soportar los efectos de la misma". Sin embargo, aboga por "mirar al futuro e intentar hacer las cosas con unas perspectivas globales".

Comentarios