200 personas se oponen al trasvase desde Alarcón a Alicante

36
0
36

Alrededor de 200 personas se han concentrado este sábado en el Azud de Antella (Valencia) para oponerse al trasvase desde Alarcón a Alicante y para reclamar "la plena recuperación del Júcar y de la Albufera".

Según ha informado Xúquer Viu en un comunicado, a la concentración han acudido representantes de organizaciones ecologistas, sociales, sindicales y agrarias, además de los alcaldes del PSPV de Antella y Sumarcàrcer, el diputado de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, el diputado autonómico, Ignacio Blanco, regidores de una quincena de municipios de La Ribera y representantes de Podemos.

El presidente de Xúquer Viu, Roger Pons, ha sido el encargado de leer el manifiesto, en el que ha criticado la decisión de la Unión Sindical de Usuarios del Júcar (USUJ) de aceptar el trasvase de 12 hectómetros cúbicos de agua al año desde Alarcón a cambio de que les paguen el agua, ya que según han denunciado, esta decisión supone una doble pérdida de agua: la que ya no llevará el río y la que se extraerá del acuífero de la Plana, en la Ribera, que ya está en prealerta y que es un recurso "valiosísimo en caso de sequía fuerte".

Xúquer Viu ha lamentado que mientras que el Ministerio de Agricultura y la Generalitat "deberían velar por el buen estado de los ríos y de la Albufera" han actuado "presionando en favor de intereses privados a costa de poner en peligro la supervivencia de los dos tesoros valencianos".

Además, han criticado que "el ansia del lobby de Alicante es tan grande que incluso no tienen bastante con este trasvase desde Alarcón y continúan pidiendo el de Cortes de Pallàs, para llevarse toda el agua del Júcar".

"La quieren de la Marquesa y de Alarcón, de Cortes y de Antella. Toda el agua del río para la especulación y el negocio, sin importarles en absoluto la situación de sobreexplotación y degradación del Júcar y la Albuera", han señalado las mismas fuentes.

Así, han tildado de "altamente negativa la actitud del Ministerio y de la Generalitat al permitir o impulsar esta decisión tan nefasta como innecesaria, ya que si funcionara la desaladora de Mutxamel, ya terminada, podría generar el doble de agua que se coge desde Alarcón, y a un precio similar o inferior".

También se han preguntado desde Xúquer Viu si tiene "algún sentido traer agua desde centenares de kilómetros de distancia a costa de reducir las garantía de los regantes tradicionales del Júcar, del abastecimiento de Valencia y área metropolitana, de los caudales ambientales del Júcar y la Albufera y de sobreexplotar los acuíferos de la Plana Sur de Valencia, cuando a unos kilómetros dispones de una fuente de agua desalada en conexión con los grandes centros de distribución".

En este sentido, han denunciado que detrás de toda esta operación "también está la venta de agua para intereses económicos particulares, en un mercadeo que intenta apropiarse de un bien público como es el agua".

Comentarios