Aqualia
Connecting Waterpeople
Aganova
FLOVAC
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Idrica
Elmasa Tecnología del Agua
UPM Water
Cajamar Innova
Hach
AGENDA 21500
Aqualia
Saint Gobain PAM
SCRATS
ABB
TecnoConverting
Ulbios
Control Techniques
DuPont Water Solutions
Bentley Systems
Filtralite
AZUD
FENACORE
BELGICAST by TALIS
Sacyr Agua
Insituform
Grupo Mejoras
Miya Water
Grundfos
Kamstrup
Baseform
Saleplas
BACCARA
Asociación de Ciencias Ambientales
VisualNAcert
Elliot Cloud
NOVAGRIC
Fundación Botín
NaanDanJain Ibérica
AECID
Catalan Water Partnership
Blue Gold
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Xylem Water Solutions España
GS Inima Environment
Isle Utilities
Almar Water Solutions
IIAMA
EPG Salinas
biv Innova
Barmatec
Rädlinger primus line GmbH
UNOPS
ESAMUR
Redexia network
LACROIX
IAPsolutions
ICEX España Exportación e Inversiones
Fundación We Are Water
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Likitech
ISMedioambiente
STF
Fundación Biodiversidad
EMALSA
ITC Dosing Pumps
Confederación Hidrográfica del Segura
Global Omnium
Aigües Segarra Garrigues
Schneider Electric
DAM-Aguas
Prefabricados Delta
Red Control
Regaber
ADECAGUA
Cibernos
Vector Motor Control
Lama Sistemas de Filtrado
Consorcio de Aguas de Asturias
HANNA instruments
Minsait
Molecor
ACCIONA
Ingeteam
s::can Iberia Sistemas de Medición
Gestagua
CAF
Hidroconta
Agencia Vasca del Agua
J. Huesa Water Technology
Fundación CONAMA
TEDAGUA
Laboratorios Tecnológicos de Levante

Dos años de cárcel para tres directivos de Iberpotash por vertidos contaminantes

  • Dos años de cárcel por un delito contra los recursos naturales y el medio ambiente por vertidos contaminantes en su explotación

Un juzgado de Manresa ha condenado a dos años de cárcel a tres exdirectivos y a un extécnico de la empresa minera Iberpotash por un delito contra los recursos naturales y el medio ambiente por vertidos contaminantes en su explotación de Súria (Barcelona).

En la sentencia a la que ha accedido Europa Press, el Juzgado Penal 1 de Manresa acusa al exdirector de producción de la entidad, Rafael Eduardo Sánchez Illera; al técnico en cargado de supervisar los aspectos medioambientales, Antonio Sánchez Espina, y a José Ramón Membrillera, que había sido consejero delegado de las sociedades Suria K y Potasas de Llobregat, hasta que en 1999 fueron adquiridas por Iberpotash.

La juez condena a los tres acusados por no haber tomado medidas para evitar los vertidos: "Nunca estuvieron autorizados administrativamente, y se producían de manera constante y con el negativo efecto ambiental y para la salud humana", recoge el fallo.

La explotación de Súria --otra estaba ubicada en Sallent (Barcelona)-- tenía una enorme escombrera cerca del río Cardener que iba creciendo anualmente, además de dos pozos de extracción mineral, uno de ellas en el margen del río y otro junto a un afluente.

Publicidad

Las investigaciones policiales se habían iniciado en 1997 a partir de denuncias de vecinos de fuentes próximas porque la gran escombrera principal desprendía líquidos y "debido al deficiente depósito de los materiales y a la inexistencia de medidas correctoras".

Daño al ecosistema

Iban a parar en formas de vertidos a los ríos, rieras, torrentes y pozos de aguas subterráneos cercanos, "afectando gravemente las condiciones de sus aguas y del ecosistema, lo que era conocido o aceptado por los tres acusados", según la juez.

Los condenados también tendrán que indemnizar como responsabilidad civil el coste de la recuperación ambiental hasta la eliminación de la elevada salinidad y los compuestos orgánicos volátiles que presentan las aguas de los pozos, tanto en las minas de Súria como de Sallent.

Te puede interesar

Redacción iAgua

La redacción recomienda