Según WWF, el Plan Especial de Ordenación del Regadío de la Corona Norte de Doñana crea falsas expectativas

69
0
  • Fuentelsaz: "La Junta tiene que aclarar que este plan no legaliza la superficie ni los regadíos" (Foto: WWF)
    Fuentelsaz: "La Junta tiene que aclarar que este plan no legaliza la superficie ni los regadíos" (Foto: WWF)
69

La organización WWF ha asegurado este martes, tras la aprobación definitiva en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía del Plan Especial de Ordenación de las Zonas de Regadío Ubicadas al Norte de la Corona Forestal de Doñana, que el denominado 'plan de la fresa' "no puede crear falsas expectativas de legalidad a los agricultores, porque no legaliza nada".

En declaraciones a Europa Press, el coordinador del proyecto Doñana de WWF, Felipe Fuentelsaz, ha explicado que existe "un marco jurídico que cumplir con leyes como la Ley de Aguas y la Ley Forestal Andaluza".

Por ello, ha puntualizado que, aunque "la Junta intente amnistiar toda la superficie de regadío existente en 2004 (9.340 hectáreas), desde WWF recordamos que esa superficie no se puede legalizar actualmente porque en muchas fincas existen incumplimientos de normativas ambientales como la Ley de Aguas o la Ley Forestal Andaluza".

En ese sentido, ha proseguido que, "a pesar de la aprobación del 'Plan de la Fresa', el marco normativo sigue siendo la Ley de Aguas del año 1986 y la Ley Forestal Andaluza de 1992, por lo que las fincas que no cumplan esas normativas podrán ser sancionadas, y los pozos ilegales clausurados".

De este modo, Fuentelsaz ha señalado que dentro de las acciones del plan, habrá que "buscar soluciones pero también mecanismos" para eliminar todas las fincas "ilegales transformadas posteriormente a 2004 y aquellas que incumplan la normativa ambiental y no cuenten con los derechos y concesiones de agua".

"Para WWF es importante contar con un Plan, pero tal y como se ha diseñado, no resolverá los problemas ambientales de Doñana sino que consolidará el caos existente, sin un plan de acción claro y definido, y sin unos presupuestos realistas asignados", ha enfatizado.

Por otro lado, considera que "la falta de participación" para la elaboración del Plan ha sido "una de las deficiencias más graves desde que comenzó su proceso de elaboración hace ya siete años".

En este sentido, ha lamentado que finalmente la Junta de Andalucía "haya excluido a agricultores y a las organizaciones conservacionistas en la Comisión de Seguimiento del Plan, incluyendo a última hora a los ayuntamientos del ámbito".

Asimismo, "para WWF la transparencias del Plan no será la óptima y resulta complicado confiar ahora en las administraciones, --Junta de Andalucía, Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y ayuntamientos--, que no han sido capaces de frenar la expansión ilegal de los regadíos y la ocupación de zonas forestales en el ámbito".

El coordinador del proyecto Doñana de WWF ha subrayado que "La Junta tiene que aclarar que este plan no legaliza la superficie ni los regadíos, porque existe un marco jurídico que cumplir". "Desde WWF vigilaremos que, como otros planes, éste no se convierta en un simple papel aprobado como trámite para desviar el foco de las denuncias internacionales", ha concluido.

Comentarios