2014, el año más cálido de la historia en Cantabria

9
0
9

El año 2014 ha sido uno de los dos años más cálidos en Cantabria desde que se tienen registros. La temperatura media en Parayas (15,6 ºC) ha sido 1,2ºC superior a la media del periodo 1971-2000, y 1,1ºC superior a la media del periodo 1981-2010.

El actual registro ha igualado el de 2011 y ha superado en cuatro décimas el de 2003, según el avance de datos facilitado por la delegación de la AEMET en Cantabria.

En Santander-Ojáiz, se ha superado la temperatura media anual del periodo 1981-2010 en 1,3ºC; y en Terán, los 14,4ºC superan una décima el anterior registro de 14,3ºC de 2003. Análogamente, los 14ºC de temperatura media de 2014 en Ruente están una décima por encima del anterior registro más elevado, correspondiente a 2011.

Diciembre

Según la AEMET, diciembre ha sido un mes normal desde el punto de vista térmico, y muy húmedo. La abundante precipitación ha llegado a marcar máximos de la serie, al menos en dos estaciones del valle del Saja -Terán y Ruente-, donde se ha recogido prácticamente el doble de lo normal en diciembre (con series de 24 años).

Algo menos se ha recogido en la franja costera y en los valles del Ebro, donde el superávit no ha llegado al 50% del valor medio. Las temperaturas se han mantenido en torno a los valores normales para esta época del año en toda la región.

En la primera decena del mes, la precipitación estuvo presente prácticamente a diario, con entrada continuada de aire frío y húmedo procedente del norte y noroeste. Las temperaturas se mantuvieron frescas, y la nieve se acumuló por encima de 1.200 metros de altitud, dejando unos 80 centímetros de espesor en los Picos de Europa, y en torno a medio metro en los demás relieves de la región.

La segunda decena estuvo marcada por el paso de una profunda borrasca sobre la Península Ibérica, que dejó precipitación sobre la región entre los días 13 y 16. Las temperaturas se recuperaron ligeramente, especialmente las máximas, y la nieve sólo se dejó ver en cotas altas.

En la última decena la circulación del norte canalizada por el anticiclón Atlántico y una borrasca en el Mediterráneo occidental, produjo un episodio de frío y abundante precipitación que hizo bajar la cota de nieve por debajo de 700 metros el día 28 y dio lugar a precipitaciones intensas que provocaron pequeñas inundaciones en el centro y la mitad
occidental de Cantabria -con más de 60 mm recogidos en 24 horas en San Vicente de la Barquera, Terán, San Felices de Buelna o Villacarriedo, entre otras localidades- y vientos fuertes por toda la región.

Comentarios