Bajar la tarifa eléctrica para regantes y desaladoras aumentaría la competitividad agroalimentaria, según Fecoam

52
0
  • Cerdá dice que las desaladoras "tienen que ser infraestructuras para casos de emergencia y no se puede depender definitivamente de ellas"
52

El Consejo Rector de la Federación de Cooperativas Agrarias de Murcia (Fecoam) ha mantenido este martes una reunión con el presidente murciano, Alberto Garre, al que le han vuelto a trasladar la necesidad de que se baje la tarifa eléctrica a las desaladoras y comunidades de regantes "para ser más competitivos" y que el sector agroalimentario "se vea recompensado con una partida presupuestaria para hacer gestión de crisis y transformación de alimentos a conservas y se pueda paliar el problema del veto ruso".

Cuestiones éstas que pretenden abordar en las reuniones que se han solicitado tanto al presidente Mariano Rajoy como a la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina. El consejero de Agricultura y Agua, Antonio Cerdá, ha recordado que la reunión con la ministra "ya está pedida", mientras que el encuentro con Rajoy, según el presidente de Fecoam, Santiago Martínez, espera que se produzca durante este mes o primeros de febrero.

Tras agradecer que el presidente Garre les haya dedicado dos horas de reunión, Martínez ha puntualizado que se han tratado diversas cuestiones, como los seguros agrarios, la sequía de los almendros, solución definitiva para el agua, el apoyo al mundo cooperativo, el veto ruso, las tasas ganaderas, el programa de desarrollo rural y la red natura, entre otras y sobre las que Cerdá ha asegurado que se colaborará en todo lo que sea posible.

No obstante, dos de las cuestiones sobre las que más han ahondado han sido las tarifas eléctricas y una solución al veto ruso, puesto que "se está notando en las campañas de cítricos y hortalizas y será complicado recuperar el mercado que se tenía de los últimos diez años".

Martínez ha reclamado que "se pueda solucionar el compromiso adquirido por Rajoy en Murcia con la bajada de la tarifa eléctrica a las desaladoras y comunidades de regantes", ya que, ha advertido, "no se puede pagar a 50 céntimos, a como está en la desaladora de Escombreras, y un precio asumible serían 23, 24 ó 25 céntimos". "Si es de por vida no se puede pagar y tiene que ser una solución de bajada de por vida", ha insistido.

Sobre esta cuestión, el consejero ha asegurado que las desaladoras del Estado "están dando los precios subvencionados, ya que el precio real está en 1,10, dependiendo de la modernidad de la desaladora".

"Esto para bajarlo tiene que entrar dentro de una planificación nacional y mientras no esté no se puede contemplar", ha reconocido Cerdá, quien ha dejado claro que las desaladoras "tienen que ser infraestructuras para casos de emergencia y no podemos nosotros depender definitivamente de ellas".

Así, ha recordado que se ha pasado por estos periodos y "hemos salido". "Hemos tenido nueve trasvases cero", ha enfatizado Cerdá, quien ha abogado por utilizar "los pozos de sequía y recursos subterráneos, ya que es a lo que siempre hemos recurrido cuando hemos tenido el déficit".

La segunda cuestión es buscar una solución al veto ruso y ser el banco de alimentos para terceros países y países emergentes. Martínez ha destacado los buenos resultados que ha obtenido la campaña de la empresa J. García Carrión y Cruz Roja, junto con el Ministerio y la Comunidad, de transformación de alimentos en conservas para los más desfavorecidos y que, al mismo tiempo, alivia los stocks de los agricultores españoles ante al veto de Rusia a los productos agrícolas europeos.

"La ministra dijo que quería que esto se hiciera año tras año porque es una buena fórmula para quitar el hambre del mundo y desalojar los productos de los mercados", ha indicado.

Comentarios