Un estudio demuestra los peligros del fracking en Castellón, afirma EUPV

165
0
165

El diputado de EUPV a las Corts Lluís Torró ha asegurado este martes que un estudio elaborado por la Dirección General de Evaluación Ambiental y Territorial deja "claro" que los proyectos presentados por Montero Energy para la investigación de hidrocarburos en las comarcas de Castellón son "muy débiles" técnicamente y que los peligros que comporta la técnica del fraking son "enormes".

Así, se ha referido al estudio 'Consideraciones previas sobre la evaluación de impacto ambiental de un proyecto de explotación de hidrocarburos mediante la técnica de fractura hidráulica', hecho público este martes por la formación política, en el que, según ha dicho, "se cuestionan duramente los proyectos de Montero Energy".

La empresa Montero Energy presentó el 13 de julio de 2012 tres solicitudes de permiso de investigación de hidrocarburos denominados Aristóteles, Arquímedes y Pitágoras, que afectan a 42 municipios de la provincia de Castellón, con una superficie total de 195.569,5 hectáreas.

La empresa Montero Energy presentó el 13 de julio de 2012 tres solicitudes de permiso de investigación de hidrocarburos

El estudio de la Dirección General de Evaluación Ambiental y Territorial resalta en sus conclusiones finales, en referencia a la documentación presentada por la empresa, que la descripción de los trabajos, así como la caracterización y valoración del medio sobre el que se solicitan los permisos de investigación es "somera, inconcreta e insuficiente" para una evaluación ambiental correcta, y añade que "el resultado es una propuesta de medidas de protección medioambiental y restauración que no deja de ser una mera declaración de intenciones" y, por lo tanto, solo pueden ser consideradas a título orientativo.

Además, indica que para garantizar una adecuada protección medioambiental de los permisos de investigación se requiere una "mayor concreción" de los trabajos proyectados, un "completo" conocimiento del medio y la consiguiente tramitación de uno o varios procedimientos reglados de evaluación de impacto ambiental simultáneos o secuenciales.

Respecto a los trabajos previstos en el segundo año por Montero Energy, se señala que es "altamente probable" que los proyectos de adquisición sísmica conlleven intervención sobre suelos y vegetación que pueden afectar a la Red Natura 2000 o que precisen la ejecución de cualquier obra, infraestructura o actividad que respondan a cualquiera de los supuestos sujetos a evaluación de impacto ambiental en la legislación sectorial vigente.

Concretar áreas afectadas

Por lo que apunta que "será necesario concretar las áreas afectadas por la totalidad del proceso de adquisición sísmica en campo", y añade que la probabilidad de que se produzcas efectos significativos derivados de la perforación de los pozos estratigráficos no queda tampoco descartada, "por lo que será exigible la evaluación de impacto ambiental reglada en los mismos casos que para el resto de trabajos de la primera etapa".

Según dicho estudio, un emplazamientos sólo debe seleccionarse si la evaluación de riesgos realizada conforme a este informe demuestra que la fracturación hidráulica de alto volumen no va a provocar un vertido directo de contaminantes a las aguas subterráneas, no generará episodios sísmicos intensos, ni va a causar daños a la biodiversidad o a otras actividades que se realicen en las proximidades de la instalación.

Respecto a la técnica del fracking, el estudio destaca que hay tres posible vías de contaminación del agua natural: por conexión de la roca fracturada y la formaciones acuíferas, por fallos en la integridad del pozo y por vertidos o derrames artificiales en superficie.

Además, señala en cuanto a la demanda de recursos hídricos, que el desarrollo de un proyecto de fracturación requiere un volumen importante de agua, por lo que la incidencia de dichos proyectos sobre las masas de agua y el riesgo de sobreexplotación estará en función de la disponibilidad de los recursos.

Un emplazamientos sólo debe seleccionarse si la evaluación de riesgos demuestra que la fracturación hidráulica de alto volumen no va a provocar un vertido directo de contaminantes a las aguas subterráneas

Sismicidad

Por otra parte, indica respecto a la sismicidad inducida que el proceso de fracturación hidráulica produce un microseísmo en la zona de rotura. La magnitud de los micosismos generados son sismos registrables pero no perceptibles, mientras que también se pueden generar mocrosismos en otras fases del proyecto como por ejemplo si se optara por la inyección forzada de los fluidos de fracturación residuales en acuíferos profundos como método de gestión de estos residuos.

Por lo que se refiere a la contaminación de la atmósfera, se destaca que el proceso de explotación del gas conlleva acciones que generan ruidos y vibraciones que pueden afectar a las especies animales si se trata de un entorno natural o a las condiciones de sosiego de la población, mientras que en el desarrollo de las acciones del proceso de explotación se pueden producir emisiones a la atmósfera de metano, CO2, compuestos orgánicos volátiles usados en la composición del fluido de fracturación.

El estudio resalta que la explotación de hidrocarburos mediante facking supondrá en mayor o menor medida un impacto sobre el medio ambiente y "sólo la existencia del recurso permitiría ponderar las posibilidades de desarrollo del proyecto frente a los impactos que generaría".

Al respecto, añade que ninguna de las previsiones consultadas incluye al territorio de la Comunitat Valenciana entre las áreas con elevado potencial para la explotación de hidrocarburos no convencionales, por lo que la viabilidad económica deberá determinarse teniendo en cuenta el recurso explotable que resulte de las limitaciones que deberán establecerse para contabilizar el proyecto desde el punto de vista ambiental y territorial.

En el caso de que la investigación confirmara la existencia de recursos, el estudio considera "ineludible" que la autorización de los permisos de explotación se efectúe en el marco de una previa evaluación ambiental estratégica, tramitada ante la administración autonómica, del pertinente intrumento urbanístico que compatibilice el uso pretendido con los planes de ordenación del territorio vigentes y con el régimen urbanístico establecido en el planeamiento vigente de los municipios afectados.

Según ha explicado Torró, "para nosotros ha sido claro, después de escuchar a los expertos, que esta empresa sólo quería hacer el agosto sin tener en consideración los graves perjuicios que podría ocasionar el fracking en Castellón".

Dificultades

Torró ha asegurado que, "de aplicarse punto por punto la legislación actual y asegurarse una mínima protección de la salud y del medio ambiente, los proyectos de fracking encuentran tantas dificultades debido a la propia agresividad extrema de la técnica que finalmente las medidas correctoras hacen inviable económicamente su aplicación práctica".

El parlamentario ha reiterado la demanda de la formación de izquierdas al Consell para que niegue "definitivamente" estos permisos por "ser unos proyectos peligrosos y defectuosos técnicamente" y por la naturaleza del fracking "con muchos estudios científicos contrarios".

Comentarios