UPA-COAG pide el desbloquep de los sondeos para la extracción de menos de 7.000 metros cúbicos de agua

38
0
38
  • La OPA advierte de que "se impide la incorporación de jóvenes al sector" y las empresas de perforaciones alertan de que se van "a la ruina"

La Alianza UPA-COAG ha reclamado agilidad en la revisión del Plan Hidrológico Nacional para desbloquear los sondeos para la extracción de menos de 7.000 metros cúbicos, ya que, según ha advertido, esta situación mantiene paralizada la instalación de nuevas explotaciones, lo que "impide la incorporación de jóvenes al sector" y favorece "la despoblación del medio rural".

Así lo ha afirmado el líder de UPA en Castilla y León, Julio López, el cual ha lamentado los "perjuicios" que se causa a las pequeñas explotaciones agrarias y ganaderas, así como a pequeñas bodegas e industrias agroalimentarias, las cuales ven "frenados" sus proyectos ante la imposibilidad de conseguir agua para las mismas.

En este sentido, ha recordado que con la actual legislación no pueden ubicarse a menos de 500 metros del casco urbano, por lo que las perforaciones son la única posibilidad de obtener agua para las mismas.

Por ello, ha lamentado que, al no obtener la autorización correspondiente por parte de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), los proyectos quedan bloqueados "a pesar de que los agricultores y ganaderos han realizado ya una inversión previa y deben hacer frente al pago de los intereses de los créditos solicitados". En concreto, ha cifrado entre 70.000 y 100.000 euros la inversión puesta en marcha por cada nueva explotación ahora parada.

Asimismo, ha advertido de que al tratarse de sondeos de menos de 7.000 metros cúbicos -por lo tanto no para cultivos de regadío con un consumo mayor de agua-, el gasto es "menor que el de un grifo". En este sentido, ha cifrado en alrededor de 200 los expedientes paralizados y ha señalado que el consumo total que supondrían sería menor que el equivalente a 30 hectáreas de cultivo de maíz.

"Mal estado cuantitativo de los acuíferos"

El representante del Colegio de Ingenieros de Castilla y León, Jesús Ángel González, ha achacado la negativa de la CHD a estas nuevas concesiones a un "mal estado cuantitativo" de las masas de agua en la cuenca del Duero, principalmente en las provincias de Valladolid, Zamora, Salamanca, Segovia y Ávila, lo que en total supone el "40 por ciento de la superficie de la región".

Sin embargo, González ha criticado la "falta de información" ofrecida por la Confederación y ha puesto en duda que el estado de los acuíferos sea "tan malo", al tiempo que ha asegurado que en otras comunidades autónomas la situación "es peor" y, a pesar de ello, "sí se conceden nuevas licencias".

Al hilo de esto, Julio López ha negado que la situación sea así y ha apuntado que el 40 por ciento de las actuales licencias no se usan actualmente para regar debido a que corresponde a cultivos abandonados, de manera que, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha defendido que "ha habido una recuperación del acuífero".

López ha criticado el discurso de las administraciones "a favor de la incorporación de jóvenes al campo y de la fijación de población en el medio rural" mientras "se ponen obstáculos como éstos", por lo que ha reclamado "soluciones" a la CHD, dependiente del Gobierno central, en tanto que a la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León le ha pedido que "apoye y no ponga trabas".

Por su parte, el responsable de COAG en la Comunidad, Aurelio Pérez, ha recordado que mientras que el antiguo Plan Hidrológico Nacional incluía una prohibición expresa de extracción que afectaba "al cien por cien de los sondeos", el nuevo contemplaría esta posibilidad, si bien ha lamentado la lentitud de su tramitación (actualmente en fase de exposición para la presentación de alegaciones), con el consiguiente "perjuicio" para los afectados por la paralización de estas autorizaciones, ante lo que ha conminado a culminar el proceso de aprobación "de la forma más rápida y efectiva posible".

Comunidades de usuarios

También ha criticado que los que actualmente gozan de autorización para un pozo que sea necesario sustituirlo por uno nuevo debido a la ruina del primero, necesiten constituirse en comunidad de usuarios, lo que les "obliga a ser policías de otros agricultores".

La rueda de prensa de UPA-COAG ha contado con la presencia de Francisco Javier Flor, vecino de la localidad zamorana de Casaseca de las Chanas afectado por la no concesión de autorización de sondeo para su nueva explotación de porcino de cebo desde agosto de 2014, lo que lo obliga a "llevar la explotación a otro lado".

Asimismo, el representante de las empresas de perforación en Castilla y León, Mario Bermúdez, ha alertado de la delicada situación del sector, que emplea en la Comunidad entre 100 y 200 trabajadores, que ha llevado ya al cierre de tres empresas y a despidos en el resto. Ante esto, Bermúdez ha sentenciado que "van a la ruina".

Comentarios