La mitad del dióxido de carbono que los lagos emiten a la atmósfera procede de la disolución de las rocas

79
0
79

Científicos del Instituto Catalán de Investigación del Agua (Icra) han descubierto que la mitad del dióxido de carbono (CO2) que los lagos emiten a la atmósfera procede de la disolución de las rocas.

En el hallazgo, publicado en la revista 'Nature Geoscience', han colaborado la Universitat de Barcelona (UB) y el Instituto Catalán de Ciencias del Clima (IC3), ha informado el Icra en un comunicado este lunes.

El trabajo conjunto ha permitido constatar que cerca de la mitad de las emisiones del CO2 de los lagos de todo el mundo son el resultado de un proceso que no se había considerado hasta ahora: la meteorización de las rocas de la cuenca.

Más del 90% de los lagos y embalses en el mundo están sobresaturados de CO2 disuelto en agua, lo que provoca que la mayoría de los ecosistemas acuáticos emitan de forma natural CO2 a la atmósfera, un proceso que afecta al ciclo global del carbono que controla el clima en la Tierra.

Hasta ahora se pensaba que el mecanismo principal que explicaba las emisiones de CO2 en lagos era la actividad de los organismos acuáticos, -es decir, la respiración-, un proceso que genera CO2 que se libera al medio.

Sin embargo, el estudio sugiere que la meteorización de las rocas es un proceso tanto o más importante en el balance de carbono de estos ecosistemas, y pone en cuestión la hipótesis tradicional para explicar el origen de la sobresaturación de CO2 en lagos.

Comentarios