El Gobierno "hace lo que está en su mano" para dar satisfacción a la situación de los regantes del Condado

37
0
37

El subdelegado del Gobierno en Huelva, Enrique Pérez Viguera, ha insistido este martes en "la especial preocupación" del Gobierno central y de la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, "por hacer todo lo que esté en su mano para dar satisfacción a la situación de los regantes" de la zona del Condado, que piden agua superficial para sus cultivos.

En rueda de prensa, para presentar la exposición 'La Guardia Civil frente al terrorismo, por la libertad, por las víctimas', y preguntado por este asunto, el subdelegado ha manifestado que "el Gobierno no deja de hacer lo que tiene que hacer para conseguir atender, en la medida de sus posibilidades, las peticiones de los regantes".

Pérez Viguera ha recordado que la semana pasada el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Manuel Romero, señaló que "la Ley de Aguas no es fácil y que el trasvase de 15 hectómetros cúbicos necesita un proyecto de ley".

De igual forma, ha remarcado que "no es fácil, después de ocho años esperando el Plan Especial de Ordenación de las zonas de regadío ubicadas al norte de la Corona Forestal de Doñana aprobado por la Junta de Andalucía, al día siguiente abrir un grifo y que empiece a correr el agua".

En este sentido, ha recordado que en abril de 2013 se iniciaron las obras del trasvase con 20 millones de euros, que están al 60 por ciento de ejecución, para regar 858 hectáreas, y que "se tomó un acuerdo en 2008 en un consejo de ministro" para el trasvase de agua y cuando se retomó, al llegar al Gobierno el PP, éste "estaba vacío".

A su vez, el subdelegado ha destacado que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) "contempla 8,5 millones para el trasvase y once para la presa de Alcolea". Por tanto, considera que el Gobierno "está cumpliendo pero la tramitación la tiene que hacer de acuerdo con las posibilidades legales".

Cabe recordar que el próximo jueves 29 de enero es la fecha máxima que han acordado en asamblea los miembros de la Plataforma en Defensa de los Regadíos del Condado de Huelva para protagonizar un encierro, por un tiempo indefinido, si no recibe una respuesta positiva antes de ese día por parte del Gobierno central a sus peticiones, refiriéndose a la aprobación de un trasvase de 15 hectómetros cúbicos y concesiones de agua temporales que permitan mantener los cultivos mientras éste se hace realidad. Al respecto, el subdelegado ha mostrado respeto por esta decisión y por las medidas que adopten.

Comentarios