Mesa de la Ría presenta sus alegaciones al proyecto de Fertiberia para la restauración de las balsas de fosfoyesos

32
0
32
  • Sus alternativas pasan por la retirada de los fosfoyesos y por la posibilidad de incorporarlos entre estratos impermeables del subsuelo

La organización Mesa de la Ría ha presentado este miércoles en la Subdelegación del Gobierno sus alegaciones al proyecto que la empresa Fertiberia ha aportado para la restauración de las balsas de fosfoyesos, tras la exigencia de la Audiencia Nacional y que se encuentra a la espera de ser evaluado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

En una nota de prensa, la organización ha apuntado que, tras la última reunión mantenida con el director general de Costas del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente del Gobierno de España, dicho organismo trasladó a la Mesa de la Ría la posibilidad de alegar el proyecto de ingeniaría básico de Ardaman y constructivo de Fertiberia, así como, presentar alternativas al proyecto presentado por la empresa Fertiberia para el problema de los fosfoyesos.

Así, desde la Mesa de la Ría han elaborado un documento de alegaciones al proyecto de Fertiberia, exponiendo todos los motivos por los que rechazan el tapado de los fosfoyesos con una fina capa de tierra, como así también "lo expresaron miles de onubenses en la manifestación que Mesa de la Ría convocó el 16 de octubre de 2014".

Por ello, han presentado planes alternativos para la recuperación de las marismas en consonancia con la legislación vigente. En la propuesta hacen un repaso a todos aquellas alternativas de valorización de residuos que a lo largo de los años se han presentado desde distintas instituciones, empresas y por la propia Fertiberia. De todos ellos al final han incorporado dos posibles alternativas para que sean estudiadas y evaluadas por los técnicos del Ministerio al objeto de que "tengamos todas las garantías medioambientales posibles".

Del mismo modo, han explicado que estos proyectos han sido presentados también a expertos y grupos ecologistas que los consideran "como buenas soluciones para conseguir el objetivo de todos, limpiar las marismas de Huelva".

El primero de estos proyectos se trata de la retirada de los fosfoyesos y otros residuos químicos y radioactivos allí depositados, tal y como exige la legislación vigente, para ser tratados en una planta de descontaminación, trasladando la menor fracción contaminada y los elementos peligrosos a vertederos legales y controlados, mediante transportes alternativos al camión, dejando limpios los yesos para su posterior valorización, reutilización y comercialización.

"Entendemos que ésta es la mejor de las soluciones para Huelva, consiguiendo una buena inyección de dinero, así como por los numerosos puestos de trabajo que se crearían para llevar a cabo dicha alternativa", ha dicho uno de los portavoces de la organización, Rafael Gavilán.

El segundo corresponde a una propuesta del profesor en Geología de la Universidad de Huelva José Borrego, que aporta diferentes estudios y ensayos pilotos sobre los distintos estratos del subsuelo de Huelva y su ría, señalando la posibilidad de incorporar los residuos entre estratos impermeables a gran profundidad, aproximadamente un kilómetro, donde podrían ser transportados los residuos que actualmente ocupan las marismas del Tinto.

Se trata de una posible solución que necesitaría de un adecuado estudio sobre su posible impacto ambiental, por lo que "queremos que los técnicos de Medio Ambiente se pronuncien al respecto y sobre una alternativa nunca considerada".

La Mesa de la Ría ha destacado que la preparación de este documento ha supuesto "un gran esfuerzo" por parte de este colectivo ciudadano ya que, en poco más de un mes, "hemos tenido que presentar este escrito, cuando Fertiberia ha tardado siete años en elaborar un proyecto que finalmente incumple la legislación, manteniendo los residuos en la marisma y que sin lugar a dudas debe ser rechazado por el Ministerio".

Elección de la fecha

Asimismo, han apuntado que la fecha elegida para la entrega de estas alegaciones y alternativas al proyecto de Fertiberia no es aleatoria, sino que "se debe a un doble motivo". El primero es que la OMS (Organización Mundial de la Salud) estableció el 4 de febrero como el Día Mundial del Cáncer, y recientemente se ha reconocido "la contaminación como uno de los principales factores causantes de esta enfermedad".

El segundo es que el 4 de febrero de 1888, hace 127 años, en Minas de Riotinto (Huelva) tuvo lugar la primera gran movilización contra "la contaminación y en defensa de la salud pública y el medioambiente, muy dañada en la comarca por el uso de las teleras para la quema del mineral".

Por todo ello, la Mesa de la Ría, junto a Equo y Geisa han organizado un acto conmemorativo en el salón de actos de la Facultad de Empresariales de la Universidad de Huelva situada en la Plaza de la Merced, a las 18,30 horas.

Comentarios