Las autoridades españolas aseguran a la UNESCO que desean impedir el dragado en profundidad del río Guadalquivir

59
0
59
  • Imagen: WWF
    Imagen: WWF

El Estado español ha remitido recientemente un informe a la Unesco, con carácter previo a la celebración del XXXIX Comité de Patrimonio Mundial en Bonn (Alemania) --de los próximos 28 de junio a 8 de julio--, en el que establece un resumen de los principales puntos de interés respecto al estado de conservación del Parque Nacional de Doñana como Patrimonio de la Humanidad.

Dicho informe, consultado por Europa Press, fue asimismo el facilitado por los representantes del Ejecutivo central a los observadores de la misión de Unesco, UICN y Convenio Ramsar que el pasado mes de enero visitaron el entorno natural para evaluar el cumplimiento de las peticiones formuladas a nivel internacional respecto a la conservación del entorno en la última visita de estos entes al lugar.

Sobre las amenazas para el lugar mencionadas de manera expresa por el Comité de Patrimonio Mundial, la Secretaría de Estado de Cultura --interlocutora de la administración estatal con la Unesco-- afirma, en primer lugar y sobre el que constituye uno de los temas más preocupantes para el órgano internacional, que se ha establecido "claramente" que las autoridades españolas desean impedir el dragado en profundidad del río Guadalquivir que promueve el Puerto de Sevilla mientras que las condiciones ambientales del estuario no cambien "sustancialmente".

Asimismo, el Estado afirma que se ha integrado una evaluación ambiental estratégica para la cuenca en el Plan Hidrológico del río, así como también se ha creado un grupo específico de trabajo, en el que están involucrados las autoridades competentes, al objeto de "estimular" el desarrollo del estuario.

En lo tocante a la situación hídrica, las láminas superficiales de agua de Doñana "no registran actualmente problemas significativos", siendo así que cuentan con "aceptables" niveles de calidad y un progreso desde la misión de vigilancia de 2011.

De destacable califica también el Ejecutivo estatal el progreso alcanzado en relación con los acuíferos subterráneos y la gestión de las actividades agrícolas en la zona, con un "alto" grado de consenso en relación al 'plan de la fresa' para la administración de las áreas de regadío situadas al Norte de la Corona Forestal de Doñana.

Por otro lado, el informe incide en las medidas que se promueven para reemplazar las extracciones de acuíferos con aguas superficiales con un volumen aproximado de 20 hectómetros cúbicos, así como otros iniciativas de transferencia hídrica y un incremento de las medidas reguladoras con el objetivo de lograr un valor aproximado de otros 30 hectómetros cúbicos.

"Máximas garantías en minería y explotación de gas" 

Otro apartado se dedica a las medidas de minería y extracción y almacenaje de gas que podrían llevarse a cabo en este enclave con proyectos como el de la mina de Aznalcóllar (Sevilla) o Gas Natural. A este respecto, se recalca la aplicación de las "máximas" garantías desde el punto de vista legal y técnico a la hora de evaluar el impacto de estas acciones.

El Estado, de hecho, remarca a la Unesco la "rápida" eliminación de la posibilidad de construir una nueva balsa de lodos, para evitar toda opción de que pueda reeditarse el desastre natural que en 1998 se produjo en la cuenca del Guadiamar con la rotura de la balsa de Boliden en el proceso de explotación de la mina de Aznalcóllar.

En general, el análisis califica de "satisfactorio" el estado de conservación de Doñana, viendo "aún presentes" todos los valores que llevaron al lugar a ser incluido como Patrimonio Mundial.

Sobre la fauna y avifauna presente en el parque, Doñana, asegura el Estado, sigue siendo un enclave "excepcional", pues "no solo se ha mantenido la reproducción de al menos las mismas especies avícolas mencionadas en el acta de inscripción como Patrimonio de la Humanidad en 1994, sino que actualmente hay más especies que en ese año".

Se afirma, así, que en los últimos doce años en cinco ocasiones el censo de aves rebasó el medio millón de especímenes, quedando ello establecido como un punto de referencia, y en dos ocasiones la cifra de pájaros superó los 600.000. Algunas especies acuáticas han mostrado "espectaculares" índices de crecimiento de población.

En lo tocante al lince ibérico, especie en peligro de extinción, el Estado mantiene que el índice es "positivo" desde 2002, adjetivo que se aumenta al referirse al estado de conservación de los hábitats del parque: "arrolladoramente" positivo.

Por último, en cuanto a la vegetación, el informe hace hincapié en la "extraordinaria" diversidad de la flora en Doñana, pues desde 1994 no se ha constatado la desaparición de ninguna taxonomía en el parque y, antes bien, se han encontrado nuevas especies que se habían mantenido desconocidas hasta el momento.

Comentarios