APAG Extremadura Asaja critica la falta de rigor de Agroseguro a la hora de calificar el grado de sequía

39
0
39

La organización APAG Extremadura Asaja se ha mostrado en "contra" de las formas de medir los grados de sequía que realiza Agroseguro porque su satélite "no califica como de sequía extrema el mes de enero, cuando apenas ha habido precipitaciones y las fuertes heladas han secado los pastos".

Por ello, esta organización ha criticado "la falta de rigor de Agroseguro a la hora de calificar el grado de sequía en las comarcas agrarias de Extremadura, con el consiguiente perjuicio para los ganaderos".

Así, el último ejemplo se sufre en la actualidad, "con especial incidencia en los meses de diciembre, enero y febrero, donde apenas ha llovido y por el contrario la calificación es de un índice vegetativo" 'verde', "una consideración completamente alejada de la realidad".

Este seguro considera que hay siniestro cuando el resultado de la medición es inferior a un determinado porcentaje en comparación con la media obtenida en la serie 2000-2011

En este sentido, APAG Extremadura Asaja ha recordado que en diciembre "apenas llovió y esta situación se prolongó en enero, a lo que hubo que añadir las fuertes heladas que secaron completamente los pastos", los cuales no han "podido servir como alimentación para el ganado", una climatología que en los días van de febrero "no ha cambiado".

Litros caídos

En concreto, en diciembre cayeron de media 19 litros por m2, en enero 40 y en febrero, hasta ahora, 12, cifras con un índice de pluviometría por debajo el 50 por ciento de la media.

En este sentido, esta organización agraria ha recordado "que este seguro considera que hay siniestro cuando el resultado de la medición es inferior a un determinado porcentaje en comparación con la media obtenida en la serie 2000-2011".

El proceso para calificar el índice de vegetación determina la ocurrencia del siniestro en cada explotación a través de la información obtenida por las imágenes del satélite.

La base de este seguro es la compensación del índice de vegetación, medido cada diez días, con la media de la misma decena de años comprendida, como se ha indicado, entre 2000 y 2011 para la misma zona homogénea de pastoreo.

De ahí que los ganaderos extremeños se pregunten, "con razón, cuáles son realmente los criterios con los que capta el satélite los grados de sequía", según ha informado la organización agraria en nota de prensa.

Por ello, APAG Extremadura Asaja ha solicitado "una urgente revisión de las condiciones del seguro, puesto que en estos momentos tan duros desde el punto de vista climatológico no es lógico que de los resultados obtenidos aparezcan unas decenas que indican una vegetación por encima de la media".

Estos productores "contratan una línea de seguro de sequía en pastos para intentar compensar el mayor gasto generado por la necesidad de suplemento de alimentación" ante la falta de pastos en las explotaciones de ganado bovino reproductor y también para lidia, ovino, caprino reproductor o equino en extensivo.

Así, ha criticado que una vez más, "el sistema de medición empleado por Agroseguro para determinar el grado de sequía, mediante el satélite, no es efectivo, como vienen denunciando los agricultores desde hace ya mucho tiempo".

Por eso, esta organización agraria ha reivindicado "como un método más seguro, la realización de un trabajo de campo a través del muestreo que realicen técnicos profesionales sobre el terreno y verificar así el estado real de cada superficie".

Comentarios