Claver afirma que declaraciones como la de Echenique "hace que los regantes tengamos claro a quién no votar"

93
0
93

Personalidades

El presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (SCRATS), José Manuel Claver, ha firmado que el hecho de que líderes de Podemos como Pablo Echenique-Robba aparezcan en los medios de comunicación con titulares en los que "niega" el trasvase del Ebro, hace que los regantes "tengamos claro a quién no votar".

Claver ha contestado de esta manera en una entrevista concedida a Onda Regional recogida por Europa Press, al ser preguntado por las declaraciones del secretario general de Podemos Aragón, Pablo Echenique-Robba, quien aseguró este jueves que la formación no quiere repetir "la confrontación de regiones que ha habido hasta ahora" en relación al trasvase del Ebro y se mostró seguro de que podrán encontrar soluciones que satisfagan tanto a Murcia como a su comunidad.

"Éramos pocos y parió la abuela, ya solo nos quedaba esto", ha lamentado Claver, quien recuerda que Echenique "es el que se niega al trasvase del Ebro" y, por lo visto, también el secretario de Podemos en la Región, Óscar Urralburu, "habla de algo parecido y se opone a las macrodesaladoras e, incluso a las grandes industrias".

A su juicio, estos señores "debieran informarse", y se ha mostrado abierto a recibirles "en el momento que ellos quieran para explicarles la situación", pero cree que el aparecer en medios de comunicación con titulares como estos "solo generan que los regantes tengamos claro a quién no tenemos que votar".

Los regantes ven una "cierta pasividad" respecto a la publicación del Decreto de Sequía

Decreto de sequía

Al ser preguntado por el Decreto de Sequía, Claver ha reconocido que le gustaría saber la fecha en la que saldrá publicado. "Nos han dicho que a finales de marzo, pero ahora estaría tramitándose, ya que está en información pública, está recibiendo informes de distintos organismos y estamos pendientes de que se apruebe por el Ministerio", aclara.

De todas formas, ha reconocido que los regantes ven también una "cierta pasividad", y cree que ha llegado un momento de "dar el golpe a la mesa" y decir que "esto se puede resolver". Claver se pregunta si "es que estamos obligados en esta tierra de por vida a sufrir la penuria y la falta de agua".

"Estamos todos aburridos ya de esta historia, y no puede ser que cada año estemos igual, pendientes a ver qué pasa o qué no pasa, siempre caminando en el filo de la navaja: es como si cualquier industria no supiera si hoy van a tener luz o no, y si van a poder trabajar o no", lamenta.

El agua, Según Claver, es un "servicio básico" y "lo tienen que facilitar a un precio razonable, igual que está el gas o la energía". Por ello, se pregunta por qué los regantes "tenemos que pagar el precio del agua desalada astronómico, que se puede comer todo el margen de beneficios", mientras en el resto de España, explotaciones subvencionadas "pagan cero".

A su juicio, el Decreto de Sequía debería recoger "la batería de pozos estratégicos; la posibilidad de las cesiones de derechos sin problemas, es decir, que no se limiten las cesiones de derechos intercuencas; y que nos faciliten la posibilidad de tomar agua de la cuenca".

Asimismo, ha mostrado su esperanza en que se solucione el precio del agua desalada. En su opinión, cuando Rajoy vino a Murcia le dijeron que hablara del precio social para el agua desalada, pero cree que "eso es una tontería y es ridículo". Para Claver, un precio social sería "pagar lo que están pagando el 90 por ciento de los españoles de agua para riego".

Los regantes, aclara Claver, quieren "un precio razonable y ajustado, que nos permita sacar adelante las cosechas de un regadío eficiente, pero que no se coma su rendimiento".

Reunión con la ministra

Al ser preguntado por la reunión solicitada por los presidentes de la Comunidad Valenciana y la Región de Murcia con la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, Claver ha mostrado su esperanza en que "agilice el decreto de sequía".

"Aquí queremos resultados, y si no hay resultados, los regantes nos tendríamos que expresar en la calle sobre la situación que hay", ha advertido Claver, quien recuerda que en España hay un gobierno con mayoría absoluta que "se ha comprometido a una serie de cosas como, por ejemplo, a aprobar el Plan Hidrológico Nacional (PHN) con un nuevo trasvase, cosa que no está".

Además, recuerda que el presidente del Gobierno "se ha comprometido a establecer un precio social para el agua desalada, cosa que ni está ni se le espera", porque "están tan lejanas las posturas que es imposible, y no vemos ningún acercamiento".

"Y aquí lo que hay que tomar son decisiones, dar el puñetazo en la mesa y decir: hasta aquí hemos llegado", sostiene Claver, quien explica que él solo quiere que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "cumpla con sus compromisos".

En este sentido, recuerda que Rajoy visitó en 2005 Murcia para participar en una de las manifestaciones, y "defendió el trasvase Tajo-Segura, cosa que le agradecemos muchísimo, porque es un gesto que hay que demostrar".

Necesidades de agua

Claver recuerda que a los regantes les faltó agua en 2014, cuando había una situación de "normalidad" y una aportación de 38 hectómetros cúbicos. Ahora, destaca que han transcurrido los meses de diciembre, enero y febrero "con nivel 3, es decir, que en vez de 38 hectómetros cúbicos vienen menos de 20 hectómetros cúbicos en origen, a lo que hay que quitar el 10 por ciento de pérdida y los 7,5 que hay que darle al Taibilla", por lo que la aportación final para regadío es de 20 hectómetros cúbicos.

Se trata, por tanto, de una disminución "importante" y la situación "depende de cómo evolucione el año". Si hay lluvias y se puede recuperar el nivel 2, "las necesidades serían mucho menores", pero si se sigue en nivel 3, las necesidades superarían los 100 hectómetros cúbicos, advierte.

En lo que respecta al agua de desaladoras, ha indicado que hay que dejarla un poco "aparte" hasta que no se llegue a un acuerdo en el precio". En cambio, los pozos pueden representar unos 30 hectómetros cúbicos, y las cesiones de derecho puede suponer unos 20 hectómetros cúbicos recogiendo agua del Tajo.

"Si se pudieran coger otros 30 hectómetros cúbicos del Segura, ya nos situaríamos en 90 y el padecimiento sería menor", señala Claver, quien explica que si se fijara un precio "razonable" para la desalación, los regantes podrían terminar el año "sin ningún problema", pero eso exige "una postura de firmeza".

"Hace falta gente con coraje, dispuesta a jugarse su puesto", tal y como sucedió, ha recordado, con el ex presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura, José Salvador Fuentes Zorita.

Comentarios