Francisco Marín ve "prácticamente imposible" las concesiones para presas de aprovechamiento hidroeléctrico en la CHMS

86
0
86

Personalidades

  • El pueblo de Portomourisco sustituirá una fosa séptica por una depuradora experimental con plantas macrófitas que absorben materia orgánica

El presidente de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil (CHMS), Francisco Marín, ve "prácticamente imposible" dar nuevas concesiones para presas de aprovechamiento hidroeléctrico en las cuencas gallegas del Miño, Sil y Limia, en respuesta a una petición de endurecimiento de limitaciones por parte de la Consellería de Medio Ambiente.

Marín ha firmado este miércoles con el presidente de la Diputación de Ourense, José Manuel Baltar, y con el alcalde de Petín, Miguel Bautista, un protocolo de colaboración para instalar en Portomourisco una planta depuradora experimental, y respondió a preguntas sobre un informe de la consellería, dado a conocer por 'Faro de Vigo', en el que se recoge una recomendación del ministerio homólogo, de endurecer las limitaciones "más rigurosas y restrictivas medioambientalmente" para evitar nuevas concesiones hidroeléctricas.

Cualquier proyecto de ese tipo tiene que superar una tramitación ambiental y en los últimos años ninguno la superó

El presidente de la CHMS, con sede en Ourense, ha recordado al respecto que ya había un "dictamen unánime del Parlamento, desde 2011", para decir basta ya a las "barreras transversales en los ríos gallegos", como se ha referido a las presas.

Cualquier proyecto de ese tipo tiene que superar una tramitación ambiental "y en los últimos años ninguno la superó, como el de Paradela, en Lugo, que tuvo informe desfavorable", según ha concretado.

Las nuevas concesiones son "prácticamente imposibles" según Marín, en los grandes cauces como el Miño, Sil o Limia. "Y en los pequeños cauces los límites ya están impuestos porque la mayor parte están en Red Natura, así que es difícil que se hagan nuevas barreras transversales", ha agregado.

Excepciones

Con todo, ha matizado que otra cosa es aplicar esa norma en el espacio de la confederación "correspondiente a la comunidad autónoma de Castilla-León", en referencia a los primeros kilómetros del río Sil, desde su nacimiento hasta su llegada a Galicia.

La aplicación de la Ley de Aguas y del Reglamento de Dominio Público lleva a que cualquier proyecto de presa nueva deba superar la tramitación ambiental, pero también ha señalado como caso aparte el de las "modificaciones de características en presas ya existentes", como es el caso del bombeo de agua desde la presa de Os Peares a la de Belesar, en territorio de Ourense y Lugo.

"La empresa Gas Natural-Fenosa prevé ese bombeo entre presas que ya existen, y requiere nueva central, nuevo hueco y tramitación ambiental específica, con el objetivo de acumular agua sin coste alguno, para turbinarla y entendemos que sí es posible autorizarlo", ha explicado.

Proyecto

Por otra parte, la CHMS y la Diputación aportarán, al cincuenta por ciento, el coste de 55.000 euros que supone la sustitución de la fosa séptica de Portomourisco (Petín) por una pequeña depuradora con plantas macrófitas, en terrenos cedidos por el ayuntamiento.

Ese proyecto cuenta con un protocolo firmado este jueves por los representantes de las tres entidades, que coincidieron en subrayar la importancia de la colaboración entre administraciones "para hacerlo realidad", según Bautista.

El presidente de la CHMS recordó que existe una fosa séptica en un lugar "sancionable, de mal acceso en el río Xares" que se eliminará para sustituirla por un sistema de depuración experimental, no probado antes en el ámbito de la confederación.

En poco más de cien metros cuadrados, según Marín, las plantas absorberán la materia orgánica del agua y expulsarán oxígeno por sus raíces "haciendo así posible que el agua cumpla los parámetros de calidad exigidos por la normativa", y más teniendo en cuenta que aguas abajo hay zonas de baño.

Comentarios