García Tejerina afirma que está próximo el acuerdo para el trasvase del Júcar-Vinalopó

32
0
32

Personalidades

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha defendido este jueves que el Gobierno ha trabajado "muchísimo" durante los últimos dos años y medio en materia de agua tras "ocho años de retraso" para elaborar los planes de cuenca exigidos por Europa, al tiempo que ha indicado que actualmente están "avanzando" en acuerdos para el trasvase del Júcar-Vinalopó, sobre el que ha dicho: "estamos próximos" a conseguirlo.

Así se ha manifestado la titular de Agricultura tras asistir a la inauguración del VII Congreso Cooperativas Agroalimentarias que se celebra en Valencia, en declaraciones a los medios acompañada por el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, después de que éste reivindicara en su discurso la necesidad de "garantizar el suministro de agua a nuestros campos" con el consenso "dirigido desde el Gobierno".

Al ser preguntada por esta cuestión, García Tejerina ha recalcado que el Gobierno "ha hecho muchísimo en materia de agua" y para comprobarlo "hay que ver dónde estábamos en el año 2012" cuando llegaron al Gobierno y cuando España tenía una obligación con la Unión Europea, que era "tener aprobados los planes de cuenca en 2009 pero no había nada hecho".

"Llevábamos ocho años de retraso, hemos tenido que trabajar muchísimo, hacer el trabajo de los ocho años anteriores", ha incidido la ministra, que ha explicado que se han dado los pasos necesarios para abordar ese sistema integrado del agua trabajando "con la máxima velocidad".

Asimismo, ha subrayado que se ha llegado a acuerdos "muy necesarios para la Comunidad Valenciana" en primer lugar con el acuerdo Tajo-Segura "dándole rango de ley y estableciendo unas normas que darán seguridad jurídica y tranquilidad a los agricultores", trasladando también que "se acabó la discrecionalidad" en que vivían en algunas comunidades.

En segundo lugar, ha añadido, "estamos avanzando también en acuerdos dentro del Júcar-Vinalopó que espero poder cerrar y, en definitiva, vamos dando pasos para tener completado este sistema integrado del agua". "Estamos muy próximos, quiero ser optimista", ha indicado.

Para la ministra, "el Tajo-Segura fue un ejemplo de que el agua puede ser un campo de acuerdos, no un campo de batallas". "Estoy segura de que después de ese acuerdo vendrá este otro y muchos más" con el objetivo de "poder dar agua a todos aquellos que lo demandan y buscar el equilibro".

Comentarios