Se realizarán 164 actuaciones preventivas de crecidas en Castilla y León por un importe de 12 millones de euros

40
0
40

Personalidades

El Ministerio Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) y la Junta acometerán "un mínimo" de 164 actuaciones preventivas en los ríos de las cuencas que afectan a Castilla y León con una inversión prevista de 12 millones de euros, según ha anunciado el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, tras mantener un encuentro con la ministra Isabel García Tejerina.

La reunión entre ambos mandatarios se ha celebrado en la sede del Magrama, en Madrid, con el objetivo de analizar los efectos que las inundaciones y desbordamientos de ríos han provocado en la Comunidad y especialmente los efectos provocados por el Ebro.

Al término del encuentro Antonio Silván ha querido agradecer "la implicación y sensibilidad" que ha tenido la ministra "desde el primer momento" con la Comunidad, que ha sufrido los efectos de la crecida de los ríos en las cuatro cuencas, "una sensibilidad" que les ha permitido "tomar medidas y decisiones concretas".

Entre estas medidas, Silván ha anunciado una línea de actuación preventiva que permitirá impulsar "un mínimo" de 164 actuaciones concretas en los ríos de la Comunidad por un importe de 12 millones de euros, aunque, tal y como ha precisado el consejero, tanto la cifra de actuaciones como la inversión total puede crecer "en función de las necesidades" que puedan surgir.

Asimismo, Antonio Silván ha anunciado que la directora general de Aguas del Magrama recibirá a los alcaldes de los municipios afectados por las inundaciones del Ebro "para conocer, de primera mano, sus necesidades y la realidad de las actuaciones" que se tiene que acometer en esas zonas con el fin de recuperar "la normalidad cuando antes"

El consejero de Fomento y Medio Ambiente ha explicado, además, que se han acordado actuaciones concretas y específicas, dotadas de presupuesto, que van a recoger  en el decreto que en próximos días aprobará el Consejo de Ministros "para paliar y minimizar las consecuencias de las inundaciones" y que también van a  beneficiar a Castilla y León, donde concurren cuatro cuencas Miño-Sil, Duero, Ebro y Tajo.

Unos daños, según Silván, que están ya siendo evaluados "en el terreno" a través de la empresa pública Tracsa.

Comentarios