Las truchas de río no tienen comportamiento migratorio, según un estudio

259
0
259

Las truchas de río no tienen comportamiento migratorio, según un estudio realizado en la cuenca del río Flamisell, afluente del Noguera Pallaresa, en la Vall Fosca (Lleida), ha informado Endesa en un comunicado.

El estudio forma parte del plan para la conservación de la biodiversidad Endesa, que lo ha hecho en colaboración con la UdL, el Instituto de Investigación Biomédica y la empresa ambiental Gesna SL, ha informado la eléctrica en un comunicado.

Se confirma que, al contrario de la mayoría de especies de salmónidos, sólo un 5% de las truchas se desplazan antes de reproducirse o durante el año por necesidades alimentarias o de hábitat.

Según el informe, los individuos denominadores exploradores -los que remontan más de medio kilómetro los ríos- responden a patrones genéticos concretos, mientras que un 95% se quedan prácticamente donde han nacido.

En esta investigación se ha hecho el seguimiento de los movimientos de unas 1.000 truchas mediante técnicas de marcaje individualizado con transmisores durante un año, para saber el alcance exacto de sus desplazamientos.

Según el estudio buena parte de las truchas tienen desplazamientos de menos de 50 metros, es decir, casi no se mueven de su lugar de nacimiento, mientras que el 5% se mueven a distancias superiores a medio kilómetro, habitualmente en la época de reproducción.

La hipótesis es que la trucha de río es un salmónido de antepasados migratorios, convertido en sedentario y que los ejemplares 'exploradores' han conservado en parte de la huella genética migratoria de sus antepasados.

Comentarios