Acuerdo entre Aljarafesa y el Ayuntamiento de Bormujos para llevas agua corriente a 60 parcelas

82
0
82
  • Ayuntamiento de Bormujos (Bormujos).
    Ayuntamiento de Bormujos (Bormujos).

El Ayuntamiento de Bormujos (Sevilla), que dirige Ana Hermoso (PP), acaba de aprobar un acuerdo con Aljarafesa por el que se llevará agua corriente a la zona de la Vereda de El Garrote, junto a la Universidad Ceu-San Pablo y la carretera Bormujos-Bollullos.

Se trata de un acuerdo "histórico", según el Ayuntamiento, porque dará solución al problema que sufren desde hace 40 años las 60 familias que viven en esta zona y no tienen agua corriente.

El ramal tendrá 1.714 metros en su tubería principal y de ésta partirán las canalizaciones para las distintas viviendas hasta un total de 2.095 metros que llegarán hasta las 60 parcelas. El presupuesto que Aljarafesa ha destinado al proyecto, promovido por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, asciende a 304.293,15 euros.

El plan ha sido ratificado por el Pleno del Ayuntamiento de Bormujos, y contó con todos los votos a favor a excepción del de la concejal Celina Saavedra, recientemente destituida de sus cargos por la propia alcaldesa. Se da así un paso "histórico" en el municipio, dado que se llevará el agua corriente al último enclave que no lo tenía, algo que ocasiona graves molestias a los vecinos.

De hecho, uno de los residentes a los que beneficiará la medida es la Venta El Garrote, famosa por sus caracoles, hasta el punto de cocinar cada temporada sólo con esta especialidad 3.000 kilos de caracoles que venden en su establecimiento o en tarrinas para llevar.

Según explica Juan Martínez Valero, propietario del negocio, "para nosotros va a ser fundamental tener agua corriente. Estamos todo el día acarreando las garrafas que compramos y sólo para cada kilo de caracol consumimos un litro de agua. Todo lo cocinamos con agua mineral. La de pozo es para limpiar y para nuestro aseo, aunque tenemos el problema de que nos perjudica en la piel y nos produce psoriasis".

A los vecinos particulares de la zona se suma también un almacén de aceitunas que las exporta y envasa, así como otro salón de celebraciones. Tanto estos negocios como los particulares que viven en el entorno verán por fin dentro de unos meses como un milagro algo que hoy en día es de lo más común: salir agua potable de sus grifos.

Comentarios