PNV destina 10 millones públicos del Consorcio de Aguas a invertir en deuda y no en proyectos, denuncia el PSOE

25
0
25

Los socialistas vizcaínos han denunciado que el PNV, "sin consulta previa y con absoluta falta de transparencia", haya utilizado sus votos en el Consorcio de Aguas para permitir que se destinen 10 millones de euros públicos en inversiones en deuda, en lugar de inversiones que "mejoren la gestión del agua".

La Ejecutiva de PSE-EE Bizkaia se refiere de esta forma a la decisión adoptada en la última Asamblea del Consorcio de Aguas de Bilbao-Bizkaia, en la que los votos de todos los vocales del PNV permitieron aprobar la propuesta de su presidente para invertir hasta 10 millones de euros para comprar deuda sin consulta previa a la Asamblea, una actitud "incomprensible" porque responde a criterios propios de cualquier empresa de inversión, y también porque "los ciudadanos nos exigen máxima transparencia sobre el destinos de sus impuestos".

"La excusa del PNV es que así se logra agilidad en la compra de deuda en el mercado secundario, como si el objetivo del Consorcio de Aguas de Bilbao-Bizkaia, una entidad pública dedicada a garantizar el abastecimiento de la población, fuera equiparable al de una empresa privada de inversiones. Éste parece ser el concepto de lo público que tienen algunos", han señalado los socialistas.

Asimismo, han indicado que también "resulta chocante el aumento del límite desde los 3 hasta los 10 millones" en la cantidad que el Presidente puede invertir en deuda "sin consultar con la Asamblea", ya que no se ha llegado nunca a dicho límite de 3 millones.

"¿Si nunca se había invertido en deuda sin consultar con la Asamblea hasta esos tres millones, por qué se multiplica ese límite hasta los 10 millones de euros?", se han preguntado.

En este sentido, han indicado que este nuevo techo en las posibilidades de inversión en deuda por parte del presidente del Consorcio de Aguas "puede suponer una tentación para la compra de Deuda Pública del Gobierno vasco, según conveniencia".

"El problema es que estamos hablando de dinero público y eso supondría un uso interesado y partidista de las instituciones por parte del PNV", han concluido.

Comentarios