ATLL reclama a la Generalitat impagos por 45 millones de Grupo Agbar

120
0
120

ATLL Concessionaria ha reclamado a la Generalitat impagos por parte de Agbar y otras filiales de su grupo por un importe pendiente de 45 millones de euros más 350.000 euros de intereses de demora, ha informado este martes en un comunicado.

La sociedad encargada de gestionar el agua 'en alta' del sistema Aigües Ter-Llobregat ha explicado que todas las empresas del grupo Agbar que proporcionan servicio en esta área dejaron de pagar el agua que reciben en agosto.

Después de que ATLL haya recurrido a la Generalitat para reclamar esta deuda, el grupo Agbar y sus filiales han abonado 20 millones de euros, pero quedan pendientes los citados 45 y los intereses de demora.

"Estos intereses incrementan los costes de la operación que, de forma indirecta, podrían hacerse recaer en el futuro sobre los clientes del grupo Agbar", ha expuesto ATLL.

Ha añadido que las empresas del grupo Agbar "retienen indebidamente" los ingresos cobrados a los ciudadanos por el agua, sin abonar las cantidades debidas por el suministro a su proveedor (ATLL), lo que tilda de enriquecimiento injusto para las compañías del grupo Agbar.

La concesionaria considera que esta actitud de Agbar "responde a la manifiesta voluntad de desestabilizar y desordenar la prestación del servicio de abastecimiento de agua en alta, un servicio cuya licitación perdió Agbar por los sobrecostes de 970 millones de euros que su oferta suponía para los ciudadanos".

ATLL critica que grupo Agbar "alega insistentemente que la concesión de ATLL no es legítima porque está cuestionada por un proceso judicial".

"Sin embargo, en el proceso judicial en curso no se ha producido ninguna sentencia que cuestione la validez de la concesión y del contrato", reivindica ATLL, sino que solo se refiere a la aplicación de medidas cautelares.

Argumentos de Agbar

Frente a estos datos de ATLL, fuentes de Agbar han explicado que la compañía ingresa los importes a la Administración titular del servicio, que es la Generalitat de Catalunya, de conformidad con el procedimiento expresamente establecido en el artículo 12 del Reglamento del servicio de abastecimiento Ter-Llobregat, y sigue "de manera escrupulosa y estricta" las instrucciones emitidas al efecto por la Generalitat de Catalunya sobre cómo ha de realizarse.

Han argumentado que "la compañía no puede pagar a quien no es titular del contrato de acuerdo con las sentencias del Tribunal Supremo", y corresponde a la Generalitat de Catalunya dirimir qué parte de esos pagos le corresponde a ATLL Concessionaria.

"Es evidente que no le puede corresponder la totalidad de los mismos, pues hay conceptos que sólo pueden corresponder a quien tenga contrato vigente", han agregado.

Comentarios