"La desaladora de Escombreras puede terminar costando a los murcianos la friolera de 600 millones de euros"

282
0
282

El responsable de Agricultura y Agua del Grupo Parlamentario Socialista, Manuel Soler, ha considerado que la Consejería de Agricultura y Agua "está consintiendo que la desaladora de Escombreras absorba cada año, aproximadamente, 20 millones de euros de sus presupuestos, un dinero que tendría que estar destinado al sector agroalimentario, ya que resolviendo el conflicto, la cuantía a pagar sería infinitamente más pequeña". Por eso exige que "se ponga fin a esta situación".

Soler ha alertado de la "desastrosa" gestión que por parte de la Consejería "se viene haciendo sobre esta planta", al tiempo que se ha preguntado "cómo es posible que una inversión cuyo coste rondó los 130 millones de euros se pueda acabar convirtiendo en casi 600", ya que "esta es la cantidad que la empresa de Florentino Pérez reclamaba al Ejecutivo regional por la vía judicial".

"Una demanda que fue retirada tras un acuerdo alcanzado, que ahora se vuelve a incumplir por parte del Gobierno regional y que la empresa, tras reclamar 29 millones de euros para este ejercicio, amenaza con poner una nueva demanda", según Soler, quien lamenta que "mucho nos tememos que veremos próximamente a la Comunidad sentada en el banquillo y los  murcianos pagando grandes sumas de dinero por la incompetencia de este gobierno del PP".

El PSOE considera que la operación realizada en su día por la Comunidad en la planta desaladora de Escombreras "está plagada de dudas e incertidumbres". Según el diputado, "de haber sido pagados los 130 millones que costó la inversión mediante un préstamo bancario, habría tenido un coste aproximado de unos 70 millones de euros en concepto de intereses, en un plazo de 25 años. De esta manera, la cifra que la CARM pagaría en total rondaría los 200 millones de euros".

Ha recordado que el ex consejero Cerdá, con el acuerdo del Ejecutivo regional, "firmó un contrato de arrendamiento por el cual en los mismos 25 años se tendrían  que pagar alrededor de 445 millones de euros, una actuación que sorprende".

El Grupo Parlamentario Socialista presentó una iniciativa en la Asamblea Regional solicitando la constitución de una Comisión Especial para investigar lo que está sucediendo en torno a esta planta, "pero fue rechazada por el rodillo del PP; nos preguntamos que si el Gobierno Regional no tiene nada que ocultar sobre esta actuación, por qué se niega a que sea investigada".

Soler agrega que "primero se largó Valcárcel y más tarde dimitió Cerdá, y los hombres del agua del PP nos dejan con un trasvase Tajo-Segura reducido, sin conseguir que se apruebe el PHN ni mayores cantidades de agua para Murcia y los ciudadanos de esta Región pagando con nuestros impuestos el desaguisado que montaron con la planta desaladora de Escombreras".

El diputado socialista ha hecho mención a que esta planta fue ideada para los desarrollos urbanísticos del PP y que el día de su inauguración Valcárcel anunció que tendría un coste de 114 millones de euros; "hemos visto que era una mentira más y si alguien no actúa con mayor responsabilidad de la que hemos visto hasta la fecha, nos puede terminar costando a los murcianos la friolera de 600 millones de euros", advirtió.

Comentarios