Guitiriz, con 70 litros por metro cuadrado, el ayuntamiento gallego más lluvioso este invierno

35
0
35

El municipio de Guitiriz (Lugo) ha sido el más lluvioso de este invierno, según los registros de precipitaciones de MeteoGalicia, ya que contabilizó 70 litros por metro cuadrado, niveles que también se localizaron en las comarcas de Terras de Soneira, Xallas y Fisterra. Por el contrario, los valores más bajos se dieron en la provincia de Ourense.

En el informe meteorológico 2014-2015 elaborado por esta entidad, que depende de la Consellería de Medio Ambiente, también se recoge que en el mes de diciembre predominaron los días secos en toda la Comunidad, lo cual también tuvo su reflejo en la precipitación acumulada y en el número de días de lluvia, que estuvieron muy por debajo de los valores normales.

Así, sólo hubo dos días de precipitaciones generalizadas y vientos del suroeste. Los demás episodios, con escasa precipitación, fueron provocados o bien por los frentes que llegaban del norte, o por la presencia de aire frío en altura.

Enero fue un mes que, en términos generales, se puede calificar como normal. Pese a ello, destacan dos jornadas de precipitaciones elevadas, las del día 15 y el 30 del mes.

El invierno 2014-2015 remató con un febrero en el que la precipitación estuvo entre la normalidad y la escasez en general, sin embargo, la mayor parte de las lluvias estuvieron asociadas a vientos del norte y masas de aire frío. Los valores de precipitaciones más altos se registraron en el norte de las provincias de Lugo y A Coruña, para las que el mes llegó a ser húmedo.

Temperatura

En relación con la temperatura, el invierno comenzó en diciembre ligeramente frío, con registros de temperatura muy próximos a los niveles normales. Las entradas de aire procedentes del norte, más húmedas a mediados del mes y más secas hacia el final, hicieron que se dieran temperaturas bajas, que compensaron aquellas jornadas del mes con más elevadas.

La normalidad fue, así, la tónica general en los registros de temperatura para el mes de enero de 2015, en el que los periodos anticiclónicos se fueron compensando con los de borrasca y lluvia. El frío llegó en el mes de febrero, con numerosos días de nieve en las montañas y temperaturas en algunos puntos en los que no se llegaron a los 0ºC.

Teniendo en cuenta las temperaturas medias para el invierno 2014-2015, en las zonas de la alta montaña ourensana como Cabeza de Manzaneda o Pena Trevinca, se alcanzaron los valores más bajos de temperatura.

Comentarios