Alberto Fabra promete 230 millones de euros para depuración y reutilización de agua

96
0
96

Personalidades

El presidente de la Generalitat y candidato a la reelección, Alberto Fabra, se ha comprometido a destinar 230 millones de euros para seguir trabajando en depuración de agua y reutilización. En este sentido, ha señalado que es "consciente de que el esfuerzo no lo tienen que pagar los ciudadanos".

Fabra se ha pronunciado de esta manera durante el acto sectorial de Agricultura, Alimentación y Agua, que el Partido Popular ha celebrado en el Casino Orcelitano de Orihuela (Alicante) este miércoles. Al evento también han asistido Emilio Bascuñana, candidato al Ayuntamiento de Orihuela, José Ciscar, Presidente del PP de la provincia de Alicante, y representantes del sector agroalimentario y agua de la Comunitat valenciana.

"Lo vamos a hacer siendo conscientes de que el esfuerzo no lo tienen que pagar los ciudadanos. No vamos a incrementar ni un solo céntimo el canon de saneamiento durante esos cuatro años".

El dirigente 'popular' ha afirmado que el PPCV va a seguir defendiendo a "nuestros agricultores y regantes porque es un sector estratégico de la economía valenciana al que siempre hemos apoyado a diferencia de otros."

En este sentido, el presidente de los populares valencianos ha desgranado toda una batería de propuestas que el PPCV va a poner en marcha para que "nuestra región sea más competitiva, más innovadora y líder en la promoción de productos de calidad".

Tarifa eléctrica

Fabra también se ha referido al Programa de Desarrollo Rural de la Política Agraria Común (PAC) dotado con 450 millones de euros para el período 2015-2020. A ese respecto, ha indicado que "servirá para el mantener el arraigo rural y para apostar por la innovación en las industrias agroalimentarias".

Asimismo, ha anunciado que impulsará ante el Gobierno una tarifa eléctrica para los pozos de riego que "reduzca costes para el productor" y un plan estratégico para la citricultura valenciana.

Por otra parte, ha avanzado la creación de una "Unidad de Emergencia" que se encargaría de analizar las catástrofes en los terrenos de cultivo y un plan de vigilancia de enfermedades y plagas.

Finalmente, se ha comprometido a crear la figura del representante permanente para cuestiones agrícolas en Bruselas.

Comentarios