La delegada del Gobierno andaluz imputada por los vertidos en la cárcel de Granada defiende su actuación

66
0
66

La actual delegada del Gobierno andaluz en Granada, Sandra García, ha defendido este martes su actuación al frente de la Delegación de Medio Ambiente en la provincia desde agosto de 2012 hasta septiembre de 2013 después de que el Juzgado de Instrucción 6 de Granada la haya citado a declarar como imputada en el caso de los vertidos de aguas fecales procedentes de la depuradora de la prisión provincial de Granada, situada en Albolote (Granada), a una finca cercana.

En declaraciones a los periodistas, García ha señalado que aún no ha recibido la providencia del magistrado Miguel Ángel del Arco en el que se le atribuye la posible comisión de los delitos de prevaricación omisiva, contra la ordenación del territorio y contra el medio ambiente y se le llama a declarar en sede judicial el 27 de mayo, a las 10,30 horas.

La delegada ha indicado no obstante que tiene "la conciencia muy tranquila" por el trabajo que desempeñó como responsable de Medio Ambiente en ese periodo y ha indicado que cuando reciba la notificación la pondrá en conocimiento del gabinete jurídico de la Junta para que la estudie. "La primera sensación es que las cosas las hice bien como delegada de Medio Ambiente, y también el que me precedió -Francisco Javier Aragón- y la delegada actual -Inmaculada Oria", también imputados.

"Yo creo en la justicia y la imputación lo que significa es que tendré que hacer una declaración, me defenderé y argumentaré mi gestión ese año", ha dicho.

Comentarios