UPA Jaén pide "no reinventar" datos sobre la dotación de agua para regadío desde la presa de Siles

49
0
49

UPA en Jaén ha reclamado "rigor" y "no reinventar ahora" datos sobre la dotación de agua para regadío desde la presa de Siles, que fue construida "para destinar 15 hectómetros cúbicos" al año a la Sierra de Segura y contribuir así al desarrollo socioeconómico de esta zona "deprimida, de montaña y con problemas de despoblamiento".

Así lo ha indicado este martes en rueda de prensa el secretario general de la organización agraria, Agustín Rodríguez, después de que el subdelegado del Gobierno, Juan Lillo, apuntase la semana pasada que cultivos de siete términos de esa comarca tendrán derecho a partir de 2016 a disponer de los 6,1 hectómetros cúbicos anuales en el marco de la regulación la nueva infraestructura hidráulica.

Ha recalcado que "ya está todo definido" en la documentación relativa al embalse, tanto el propio el propio proyecto de construcción como el informe de viabilidad o la declaración de impacto ambiental. En ella, según ha añadido, se contempla que se ha hecho para destinar a regadío en la Sierra de Segura 15 de los 30,5 hectómetros cúbicos que regulará al año mientras que 1,2 irá a abastecimiento.

No vale tampoco, a su juicio, que aludiendo al tipo de terreno se pueda plantear una dotación para el olivar de en torno a 800 metros cúbicos por hectárea y año cuando sólo el riego de apoyo, que es la "situación más en precario", supone 1.000 metros cúbicos y las concesiones invernales son de 1.500.

"Lo que queremos es exigir el cumplimiento de los pbejtivos de la presa de Siles destinando esos 15 hectómetros cúbicos para riego más 1,2 para abastecimiento y no hay más discusión. No es serio que se diga que estamos creando expectativas falsas. No, entérese de para qué fue construida la presa", ha comentado no sin recalcar que no van a consentir que se plantee que la dotación sea 6,1 hectómetros cúbicos y el resto del agua "vaya agua abajo".

Rodríguez ha apuntado, además, que en 2012 con el cambio del Plan Hidrológica elaborado por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) no se incluían en el inventario de demandas futuras esos 15 hectómetros en el embalse de Siles, sino 6,1. No obstante, ha recalcado que es una cuestión "subsanable" y, de hecho, UPA ya ha pedido "la revisión de ese dato" que no cree correcto y "adaptarlo a lo que dice el proyecto de la presa".

"Estamos en la segunda revisión y, de hecho, hay multitud de errores. Por ejemplo, todos los regadíos de olivar de iniciativa privada no están aquí y sin embargo tienen su concesión y están regando", ha comentado para subrayar que este dato en el Plan Hidrológico "no condiciona" y "no es justificación" para que se pueda cumplir los fines con los que se impulsó la construcción de la nueva infraestructura.

Segunda fase

Por ello, ha pedido que "se aclare inmediatamente" este asunto así como lo relativo a la segunda fase del proyecto, la de la transformación en regadío de esa zona regable. Para ello, ha pedido al Gobierno que sea declarada de interés general y financiada con fondos europeos en el nuevo marco

"Si al final la presa el año que viene empieza a regular agua, vamos tarde. No nos vayamos a encontrar con que empiece a regular y al final no se esté regando", ha manifestado el secretario general de UPA-Jaén, quien ha visto "gato encerrado".

En este sentido, ha preguntado si "se está eludiendo" esa financiación con fondos de la UE, como se ha hecho "en cientos de proyectos" de la cuenca del Guadalquivir y de España. De ser así y si se puede estar planteando, por tanto, que sean los agricultores quienes corran "a sangre" con el coste de esas instalaciones sería un "doble fraude".

"Primero nos quitan el agua y segundo nos dejan a merced de que hagamos los regadíos con financiación propia. Eso es complicado", ha afirmado Rodríguez, quien ha resaltado que existen instrumentos para financiarlos con posterior amortización, de manera que ha pedido que dejar "falsas batallas" y hablar claro a los regantes.

Comentarios