El delegado del Gobierno en Andalucía analiza con Feragua los desafíos del regadío andaluz

28
0
28

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha mantenido un encuentro en su despacho con una representación de la asociación de regantes andaluces Feragua encabezada por su presidente, José Manuel Cepeda, en el que se han abordado "las principales preocupaciones y desafíos" de futuro del regadío andaluz, entre ellas la tarifa eléctrica.

Al encuentro han asistido también los vicepresidentes de Feragua, Borja Roca de Togores, por la cuenca del Guadalquivir, Manuel Santana, por la cuenca del Tinto-Odiel-Piedras, José Díaz, por la cuenca del Mediterráneo y José Bohórquez, por la cuenca del Guadalete-Barbate.

El delegado ha expresado el apoyo del Gobierno de España a los regantes y les ha trasladado las diferentes medidas adoptadas hasta el momento, dada la importancia del sector para la economía andaluza, según una nota de la Delegación del Gobierno en Andalucía y otra de Feragua.

En este sentido, ha destacado que, desde 2014, los agricultores que utilicen electricidad para el riego y que tributen por estimación objetiva (o módulos) podrán aplicar un coeficiente corrector sobre el rendimiento neto de los cultivos regados, lo que supone una reducción de un 20 por ciento del mismo. Además, ha recordado que los regantes disponen ya de una exención parcial del 85 por ciento del Impuesto sobre la Electricidad.

Por su parte, los regantes han trasladado al delegado su preocupación por los gastos de explotación que soportan. Así, han pedido medidas como la reducción del IVA para las comunidades de regantes y la promoción de las energías renovables en el medio rural, tanto en instalaciones para autoconsumo como para instalaciones conectadas a la red eléctrica.

Además, en la reunión se han abordado otras preocupaciones y demandas del regadío andaluz, como la necesidad de establecer dotaciones suficientes para una agricultura competitiva y sostenible en la revisión de la planificación hidrológica de las cuencas andaluzas, tanto la intercomunitaria del Guadalquivir de competencia estatal como las litorales de competencia autonómica; la necesidad de seguir impulsando la modernización de regadíos para hacer un uso más eficiente del agua y muy especialmente, la necesaria ejecución de la modernización del arroz, en Sevilla, y de los regadíos del Guadiaro, en Cádiz; ambas comprometidas por el Estado; y la necesidad de tomar medidas contra las especies invasoras exóticas, que consideran un peligro real para los regadíos andaluces.

El delegado del Gobierno en Andalucía ha tomado nota de estas demandas y se ha comprometido a interesarse por ellas, coincidiendo con Feragua en la importancia económica, social y medioambiental del regadío en Andalucía.

Comentarios