AAEF confía en que continúen los proyectos ambientales comprometidos por la CHG

25
0
25

La Asociación de Empresas Forestales y Paisajísticas de Andalucía (AAEF) ha mostrado este lunes su deseo de que continúen los proyectos ambientales comprometidos por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), después de que, desde octubre de 2014, haya licitado un total de siete proyectos de restauración ambiental de cauces y actuaciones preventivas contra incendios forestales, con una inversión superior a los 7,6 millones.

En una nota, la patronal forestal andaluza ha señalado que ve con "buenos ojos" la licitación pública de estos proyectos, a los que están optando empresas forestales andaluzas especializadas en la ejecución de estos trabajos; empresas que cuentan con la experiencia, los técnicos y la maquinaria adecuada para concluir las obras con garantías de éxito.

De esta manera, espera que haya una continuidad en los mismos. Estos proyectos están encaminados a controlar el régimen hidrológico de las cuencas y cauces andaluces, aminorar sus procesos erosivos e, indirectamente, fortalecer el tejido empresarial forestal potenciando inversiones eficientes que permitan generar puestos de trabajo en sus zonas de influencia.

Por esta última razón, esta organización patronal no entiende cómo la CHG siga encomendando de manera directa algunas obras emblemáticas a la empresa pública Tragsa, como el parque periurbano de la localidad sevillana de Tomares, con una adjudicación directa cercana a los tres millones de euros; o el proyecto de defensa contra inundaciones en el entorno del arroyo Porzuna, en Mairena del Aljarafe, con una inversión prevista de 1,87 millones de euros. "Estos proyectos deberían ser licitados públicamente, en libre concurrencia, y primando la oferta económicamente más ventajosa", ha subrayado.

La patronal quiere manifestar que con el sistema de encomienda de gestión empleado para la adjudicación directa de estos trabajos a Tragsa se produce "un evidente sobrecoste" en la ejecución en trabajos que tradicionalmente han venido ejecutando empresas privadas del sector, sometidas a un estricto control administrativo, y que pueden realizar estos proyectos "casi un 40 por ciento más baratos que Tragsa, más eficientes, con mejores garantías de calidad y generando un mayor número de puestos de trabajos nuevos".

Comentarios