El estrés hídrico obliga a extremar las medidas de prevención de incendios en Andalucía

72
0
72

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía ha presentado las cifras del dispositivo para la prevención y extinción de incendios forestales en Andalucía (Plan Infoca) de 2015, que este año contará, a pesar de la "difícil" situación económica y financiera, con una dotación total de 164,2 millones de euros y las mismas magnitudes en lo tocante a recursos humanos.

Esto implica a más de 4.500 profesionales, entre los 3.495 de la Agencia de Medio Ambiente y Agua y 1.100 de la administración andaluza, incluyéndose en el total a los trabajadores eventuales que el pasado ejercicio expresaron su protesta por sus condiciones, y a los que ya se les está llamando "con normalidad", según ha precisado en rueda de prensa en Sevilla la consejera del ramo en funciones, María Jesús Serrano.

Aunque no se puede saber a priori con exactitud, se prevé un verano complicado por el "estrés hídrico" debido a las escasas lluvias registradas en los meses previos y a los episodios de calor vividos en el mes de mayo, con masas de aire sahariano que han convertido el pasto en un elemento "peligroso" en cuanto a la posibilidad de ignición.

De ahí que la titular autonómica -que previamente ha visitado el Centro Operativo Regional y dos unidades móviles desde donde se realiza el seguimiento 'in situ' de los siniestros forestales- haya insistido en la importancia de las labores de prevención, a las que la Junta destina el 50 por ciento del presupuesto. Así, ha señalado que en esta tarea "necesitamos del apoyo y el compromiso de los ciudadanos, ya que el 96 por ciento de los fuegos tiene su origen en actividades humanas".

Comentarios