Cobre Las Cruces defiende su sistema de drenaje y reinyección en el acuífero

259
0
  • Imagen: Cobre Las Cruces
    Imagen: Cobre Las Cruces
259

Cobre Las Cruces ha ratificado que opera "conforme a todas las autorizaciones y permisos", por lo que estudiará si presenta recurso tras la sentencia emitida por la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), que ha anulado la resolución de 7 de abril de 2009 por la que la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta permitió que se reanudase la actividad de la mina en suelos de Gerena, Guillena y Salteras, en Sevilla.

En relación con la información difundida por Ecologistas en Acción sobre una sentencia del TSJA relativa al levantamiento de la suspensión en 2008 de las labores de operación en la corta minera, la compañía ha ratificado en un comunicado que opera "conforme a todas las autorizaciones y permisos necesarios para cualquiera de sus actividades y garantiza que su desempeño es riguroso en lo que a la protección ambiental del entorno se refiere".

La empresa, que estudiará si presenta recurso tras la sentencia emitida, considera que todas sus actuaciones "están amparadas por las administraciones competentes, ya sea regional o estatal", y que en el caso concreto al que se refiere la sentencia, "hay resoluciones que avalan el funcionamiento del Sistema de Drenaje y Reinyección (SDR) y la aplicación del Plan Global de Aguas aprobado en 2009".

En este sentido, ha explicado que el rendimiento de la planta permanente de tratamiento de aguas "está siendo muy positivo, favoreciendo la reinyección en el acuífero con unos niveles de calidad muy superiores a los que éste presenta de manera natural".

Cobre Las Cruces opera una mina a cielo abierto y una planta de elaboración de cobre mediante tecnología hidrometalúrgica, que constituye su principal innovación. Se encuentra en su sexto año de producción, con la planta a pleno rendimiento, en la que se obtienen láminas de cobre --cátodos-- de la máxima calidad. En las instalaciones de la empresa trabajan 800 personas, entre la plantilla de CLC y las de las contratas que prestan servicios permanentes.

Ha resaltado que en este tiempo la empresa "se ha consolidado como una referencia de buenas prácticas, con soluciones innovadoras a cuestiones claves en la operación minera, como la gestión del agua, el programa de restauración permanente o el encapsulamiento de los residuos, evitando la tradicional balsa de lodos".

Comentarios