Los altos niveles de trihalometanos dejan sin agua a 150.000 vecinos de Ferrolterra

837
0
  • Ferrolterra (Turgalicia)
    Ferrolterra (Turgalicia)
837

Cinco municipios de la ría ferrolana no podrán beber ni cocinar con agua del grifo hasta nuevo aviso, aunque los alcaldes esperan que "la crisis" se solucione "en dos o tres días". Los niveles de trihalometano superaban en 80 microgramos, el máximo permitido según el análisis que llevó a cabo la Xunta este miércoles 15 de julio.

El alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, ha comparecido este mediodía ante los medios acompañado de sus homólogos en Narón, Fene, Mugardos y Ares, para lanzar un "mensaje de calma" a los más de 150.000 vecinos a los que les afecta la restricción, asegurando que "no hay riesgo para la salud a corto plazo".

Suárez ha explicado que tanto la empresa mixta de aguas de Ferrol, Emafesa, como la del municipio de Narón, Cosma, ya están trabajando para bajar los niveles de toxicidad.

Más de 80 microgramos de lo permitido

Los dos últimos análisis que realizó la Consellería de Sanidade el 6 y el 15 de julio evidenciaron un exceso de trihalometano que llegaba a los 180 microgramos por litro, cuando lo permitido son 100.

Los trihalometanos son compuestos químicos que se generan durante la potabilización del agua por reacción de la materia orgánica no tratada con el cloro utilizado para desinfectar.

Según Jorge Suárez, se produjeron, precisamente, porque el exceso orgánico redujo los niveles de cloro, obligando a los técnicos a incrementarlo y mezclándose así todo el compuesto con la materia que en verano se incrementa en las tuberías por la escasez de lluvia.

El alcalde aseguró que los técnicos ya están combatiendo el trihalometano con dióxido de cloro, y que los niveles, según los últimos análisis de las empresas, ya han llegado a bajar hasta los 101 microgramos por litro en algunos puntos.

Solución a corto plazo

Los alcaldes se reunieron tras la comparecencia para buscar soluciones mientras no se solucione "la crisis", que lo hará, según Suárez, "a muy corto plazo". "Esperamos que en dos o tres días", ha señalado.

Solicitarán ayuda de emergencias a través de la Delegación del Gobierno, manteniendo una "comunicación constante" con la Xunta de Galicia y con la UME, para abastecer a la población durante estos días.

De momento la preocupación de los ayuntamientos es informar a la población y, por ello, han publicado bandos municipales, alertando a colegios y guarderías, así como a centros de salud. Incluso en Mugardos y Ares han sacado la megafonía a las calles para poner sobre aviso a sus vecinos.

Efectos a largo plazo

Jorge Suárez sostiene que "sólo habría efectos graves para la salud si hay un consumo continuado del agua contaminada durante décadas", por lo que, advierte, "no se van a colapsar los centros de salud".

Insiste en que "es una prevención", pues ya hace cinco años se dio un precedente pero "como los niveles permitidos por la Xunta en ese momento eran más altos, no hubo restricciones".

De momento, toca esperar hasta el martes para tener los nuevos análisis de la Consellería de Sanidad y comprobar si el organismo autonómico verifica los niveles medidos a diario por las empresas de los ayuntamientos.

Comentarios